Publicidad

Vigo, 31 mar (EFE).- Íñigo Pérez, entrenador del Rayo Vallecano, dio por bueno el punto sumado por su equipo frente al RC Celta en Balaídos, en un partido en el que fueron “de más a menos” y acabaron “con el susto” del disparo de Carles Pérez al larguero en la última jugada del encuentro.

El defensa del Celta de Vigo Óscar Mingueza y el centrocampista del Rayo Vallecano Jorge de Frutos, durante el partido de la jornada 30 de LaLiga EA Sports celebrado en el estadio BalaÍdos de Vigo.- EFE/ Salvador Sas

“En el momento de la temporada en el que estamos, no perder contra un rival directo es positivo, y más después de ese último tiro al larguero. Por lo visto en Sevilla y por haber visto al Celta Fortuna bastantes partidos, sabía que nos íbamos a encontrar un escenario como lo que se vio en el último tramo de la segunda parte, encima con esa última jugada que te deja el susto en el cuerpo”, afirmó.

“El resto del encuentro ha ido por donde imaginas, sin sufrir mucho hasta el gol anulado. Siempre hay que mejorar cosas, pero me voy contento”, añadió en su comparecencia ante los periodistas.

El técnico rayista justificó el cambio del rumano Andrei Ratiu por Álvaro García porque “no quería que Mingueza estuviese cómodo en la posesión del balón porque es el jugador más clarividente en los pases y en conectar con Iago Aspas”.

Publicidad