Publicidad

Redacción deportes, 23 mar (EFE).- Dinamarca y Suiza empataron 0-0 en un duelo aburrido, con pocas ocasiones y que dejó dos grandes damnificados: Yann Sommer y Simon Kjaer, que abandonaron el terreno de juego antes de tiempo por lesión.

EFE/EPA/Liselotte Sabroe

El amistoso entre ambas selecciones dejó un bagaje muy pobre de fútbol y malas noticias para los dos clubes de Milan. El Inter perderá al suizo Sommer durante un tiempo aún indeterminado por una torcedura en su tobillo derecho y el Milan al danés Kjaer, que sufrió una lesión muscular en la segunda parte.

EFE/EPA/PETER KLAUNZER

Esas fueron las dos grandes historias de un partido con muy poca miga. De hecho, hasta el minuto 33, por medio de un intento inocente de Freuler que detuvo fácil Schemeichel, no llegó el primer disparo entre los tres palos del encuentro.

Y hasta el final de la segunda parte, cuando respondió Eriksen para el combinado danés, no hubo otra ocasión de peligro. El centrocampista del Manchester United pudo dar la victoria a uno de los semifinalistas de la anterior Eurocopa con un lanzamiento de falta desde 25 metros que salvó con una gran estirada Mvogo, precisamente el sustituto de Sommer.

Eso fue todo. Ni Dinamarca ni Suiza convencieron. Pero aún tienen mucho tiempo para mejorar antes del inicio de la Eurocopa. Por delante, aún tendrán más amistosos para intentar afinar sus orquestas y llegar en un estado óptimo a un torneo en el que intentarán llegar lejos.

Publicidad