Publicidad

Roma, 16 mar (EFE).- Daniel Maldini, hijo del mítico exjugador del Milan Paolo Maldini y nieto del también legendario Cesare Maldini, otra leyenda milanista, volvió a ser este sábado decisivo en otra victoria del Monza, esta vez ante el Cagliari (1-0) al marcar el único tanto del partido, un golazo de falta directa que puso en la escuadra.

El jugador del AC Monza Daniel Maldini celebra un gol durante el partido de la Serie A que han jugado AC Monza y Cagliari Calcio en Monza, Italia. EFE/EPA/ROBERTO BREGANI

Son ya 2 jornadas seguidas que el Monza gana gracias a Daniel Maldini, pues el delantero marcó el tanto de la victoria ante el Génova (2-3) en la complicada salida de los de Brianteo la semana pasada. En esta ocasión su gol fue mucho mejor. Tomó la responsabilidad de lanzar una falta a varios metros del balcón del área y sorprendió a todos con un lanzamiento que tocó en el larguero antes de entrar pegado a la escuadra.

“Por fin un Maldini que marca”, dijo hace apenas dos semanas el italiano Adriano Galliani, máximo responsable del Monza desde al muerte de su amigo Silvio Berlusconi, con el que dirigió el mejor Milan de la historia, en el que Paolo Maldini era un símbolo en el lateral izquierdo.

Ahora, el hijo de Paolo juega lejos de la defensa. Es delantero, o segundo punta, y está aprovechando bien sus oportunidades. Lleva ya 3 goles en un Monza al que llegó en el mercado invernal y la que ha regalado ya 2 victorias claves.

Costosos 6 puntos que amarró para el Monza un jugador que nació futbolísticamente en el Milan y que, curiosamente, en su corta carrera, ya le ha marcado al Inter. Fue en la pasada campaña, cuando vestía la camiseta del Spezia.

Este sábado, a diferencia del pasado partido, fue titular. Rafaelle Palladino le introdujo en el once por primera vez desde su llegada a Monza después de su actuación ante el Génova y volvió a cumplir con creces. Un acción aislada suya dio la victoria.

Ahora el Monza es noveno, a tan solo 5 puntos de los puestos europeos que, aunque se antojan un objetivo complicado para un equipo como el Monza, son alcanzables viendo la irregularidad de otros como el Lazio o el Nápoles.

El Cagliari, por su parte, se mantiene con 26 puntos en plena pelea por escapar del descenso.

Publicidad