Publicidad

Villarreal (Castellón), 17 mar (EFE).- El entrenador del Valencia, Rubén Baraja, aseguró tras la derrota ante el Villarreal (1-0) que su equipo compitió en el derbi, pero indicó que no tuvo el acierto para transformar sus llegadas en acciones de gol.

El portero del Valencia Giorgi Mamardashvili (i) celebra con su compañero Christian Ibarguren la detención de un penalti durante el partido de LaLiga entre el Villarreal y el Valencia, en el estadio de la Cerámica. EFE/Andreu Esteban

“No le hemos perdido la cara nunca y hemos estado en el partido”, indicó el técnico vallisoletano, quien lamentó que en los últimos minutos el Valencia jugara precipitado cuando necesitaba “calma, pases y atacar mejor”.

El defensa francés del Valencia Dimitri Foulquier y el centrocampista del Villarreal Alejandro Baena, durante el partido de LaLiga entre el Villarreal y el Valencia, este domingo en el estadio de la Cerámica. EFE/Andreu Esteban

Baraja lamentó la poca contundencia de su equipo en varias acciones defensivas, entre ellas el gol, algo que le molestó porque desveló que era una acción de la que había avisado.

“Cuando se dice algo hay que tener más concentración. En un partido igualado hay que cuidar los detalles”, comentó Baraja, quien aseguró que el Valencia dispuso de ocasiones para “empatar el partido”.

“A veces pierdes, pero si lo das todo la derrota se lleva de otra manera”, dijo el preparador valencianista, que insistió en que su equipo compitió ante un rival en plena mejoría.

Baraja reconoció que si el Valencia quiere escalar en la tabla tiene que “mejorar fuera de casa y conseguir resultados”, e incidió en que su equipo “no se ha rendido nunca”.

“Estoy tranquilo, porque el partido se pudo empatar perfectamente. Ellos han tenido acierto y nosotros no”, insistió Baraja, quien lamentó la lesión de Gayá.

“Es un jugador importante que nos da profundidad. Ha tenido un pinchazo en el cuádriceps y es una lástima, porque estaba en un buen momento”, dijo, y valoró positivamente el regreso al equipo de Almeida tras su lesión.

Publicidad