Publicidad

São Paulo, 13 mar (EFE).- Botafogo se clasificó este miércoles para la fase de grupos de la Copa Libertadores de América tras empatar 1-1 con Bragantino, un resultado que le insufla confianza al club brasileño después del descalabro que sufrió en la liga del año pasado.

Juninho Capixaba (i) de Bragantino disputa un balón con Júnior Santos de Botafogo este miércoles, en un partido de la Copa Libertadores entre RB Bragantino y Botafogo. EFE/ Sebastiao Moreira

El empate en el estadio Nabi Abi Chedid del Bragantino, con goles de Júnior Santos para Botafogo y otro de Talisson para el rival, le bastó al club carioca para alcanzar la fase de grupos por primera vez en siete años, tras haber ganado 2-1 en el partido de ida.

Cleiton (i) portero de Bragantino disputa un balón con Tiquinho Soares de Botafogo este miércoles, en un partido de la Copa Libertadores. EFE/ Sebastiao Moreira

El primer tiempo vio un juego muy igualado entre ambos equipos, con muchos pases pero escasas ocasiones de gol.

Ya en el segundo, el Bragantino se vio obligado a apretar ante un Botafogo que se mantenía a la defensiva y jugaba al contraataque.

En una de las ofensivas, el lateral uruguayo Damián Suárez recibió una tarjeta roja por derribar al delantero Juninho Capixaba cuando este se aproximaba a la portería del Botafogo.

Pese a jugar con un jugador menos, a los 30 minutos de la segunda parte, el Botafogo abrió el marcador con un gol del delantero Júnior Santos, autor de los otros dos tantos del partido de ida.

Cuando solo quedaban cinco minutos para el final del segundo tiempo, el Bragantino se revolvió y recuperó la esperanza con un gol de Talisson tras un pase de Capixaba.

Sin embargo, el equipo carioca pudo aguantar los últimos embates del contrincante, gracias a una cerrada defensa y a las habilidosas manos del portero, el paraguayo Gatito Fernández.

El pase a la fase de grupos valida, por ahora, la política de fichajes millonarios emprendida por su dueño, el magnate estadounidense John Textor.

Desde enero, el equipo carioca ha cosechado nueve victorias, tres empates y apenas tres derrotas bajo el liderazgo del entrenador interino Fábio Matías.

Con estos buenos resultados, el equipo trata de dejar atrás el amargo final de la liga pasada, que el Botafogo llegó a liderar por 13 puntos y luego perdió tras una serie de derrotas, quedando finalmente en quinto lugar.

Publicidad