Publicidad

Madrid, 4 feb (EFE).- Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, remarcó este domingo que el empate contra el Real Madrid a última hora “es un punto merecido” para su equipo, del que destacó que buscó la igualada hasta el final, aunque lamentó no haberla logrado antes “porque el partido no estaba mal para ganarlo”.

El centrocampista del Real Madrid Brahim Díaz (3d) se dispone a conseguir el primer gol de su equipo durante el partido de LaLiga de fútbol que Real Madrid y Atlético de Madrid disputaron en el estadio Santiago Bernabéu. EFE/JuanJo Martín

El punto “la verdad” no le “sabe a nada” al técnico argentino. “Es un punto. El equipo lo buscó hasta el final. Es un empate creo que merecido. Para mí fue un partido raro. Tuvimos situaciones de gol, nos hicieron el gol, estaban ellos mejor que nosotros, pero tuvimos más situaciones nosotros que ellos. El segundo tiempo se hizo largo, con pocas situaciones para ningún lado. No fue ni de cerca los partidos vibrantes que fueron los últimos”, declaró.

El centrocampista del Real Madrid Brahim Díaz celebra con Jude Bellingham (i) tras marcar ante el Atlético, durante el partido de LaLiga de fútbol que Real Madrid y Atlético de Madrid disputaron en el estadio Santigo Bernabéu. EFE/Mariscal

“Siempre empatar fuera de casa no está mal”, continuó Simeone, que insistió: “Creo que fue un partido flojo de los dos equipos. No fue un partido vibrante. Fue más medido, cuidado, nadie quería cometer errores. El segundo tiempo fue parecido. Ellos tuvieron dos, nosotros tuvimos la de Griezmann y el gol anulado justo, porque Saúl estaba delante del portero, y el gol que nos dio el empate que nos vale para seguir sumando en LaLiga”, valoró.

“Para los dos se quedó como un partido largo”, abundó el técnico, que consideró que los cambios que incluyó “entraron muy bien en el segundo tiempo”. “Sin duda, buscamos darle vitalidad en el medio, volviendo a recuperar a Llorente de medio centro, con Barrios que tiene más recorrido, con Correa en la derecha, Lino en izquierda, con Memphis, Morata había hecho un gran esfuerzo, e intentamos buscar el empate hasta el final”, repasó.

“El mérito es que buscamos el gol para poder acercarnos en el marcador. Una pena que no pudimos hacerlo antes, porque el partido no estaba mal para haberlo ganado”, continuó Simeone, que apuntó que sus jugadores están “muy bien” para el duelo de ida de las semifinales de la Copa del Rey contra el Athletic Club del próximo miércoles.

Publicidad