Publicidad

Roma, 1 abr (EFE).- El argentino Roberto Pereyra acudió este lunes al rescate del Udinese con una asistencia clave ante el Sassuolo (1-1) que mantiene a los suyos fuera del descenso.

Gregoire Defrel celebra el gol del Sassuolo. EFE/EPA/SERENA CAMPANINI

En un duelo decisivo entre dos equipos que pelean por la salvación, el Udinese salió mejor parado con un empate fuera de casa que dejó al Sassuolo penúltimo.

Armand Lauriente controla el balón ante Joao Ferreira. EFE/EPA/SERENA CAMPANINI

Y eso que fueron los ‘neroverdi’ los que se adelantaron en el marcador con un tanto del francés Gregoire Deefrel en el minuto 41, al borde del descanso.

Pero una gran jugada de Pereyra por el perfil derecho, una internada en el área que llevó hasta la línea de fondo rodeado de jugadores del Sassuolo, desembocó en el empate definitivo en el minuto 44, tres después de haber encajado el tanto de los locales.

Aguantó perfectamente el balón el argentino y esperó a la llegada del galo Florian Thauvin para cederle en el mejor momento la posesión. Thauvin solo tuvo que empujar el pase de Pereyra para poner el empate a uno que cerró el igualado duelo.

Pese al empate que mantiene todo igual en la zona baja, el punto favoreció más al Udinese porque evitó que el Sassuolo le igualara.

Los de Údine son décimocuartos con 28 puntos, mientras que los de Sassuolo son penúltimos con 24, todavía con opciones en una candente batalla por evitar la Serie B que llega hasta el decimotercer clasificado, el Lecce, también con 28 puntos, y que incluye a siete equipos.

Publicidad