Publicidad

Redacción deportes, 30 mar (EFE).- En su vuelta a la titularidad, el brasileño Reinier, cedido por el Real Madrid, alentó al Frosinone, que sacó un punto del estadio Luigi Ferraris ante el Génova (1-1) que mantiene las esperanzas de salvación del conjunto de Eusebio Di Francesco.

El jugador del Frosinone Jesus Reinier (I) se defiende el ucraniano de Génova Ruslan Malinovskyi durante el partido de la Serie A que han jugado Genoa CFC y Frosinone Calcio en Génova, Italia. EFE/EPA/STRINGER

Tras un inicio de curso esperanzador, Reinier perdió su lugar en el once inicial del Frosinone. En las últimas fechas, sin embargo, había alternado algunos partidos como titular con otros, la mayoría, sin apenas protagonismo. Ante el Génova volvió jugar desde el principio y no defraudó.

El centrocampista cedido por el Real Madrid acaparó el protagonismo que inicialmente adquirió el islandés Albert Gudmundsson, que a la media hora transformó un penalti cometido por Caleb Okoli y puso por delante al conjunto local.

Completó una semana fantástica Gudmunddson, que regresó del parón internacional con cuatro goles a su espalda. Tres ante Israel y uno frente a Ucrania en las eliminatorias de repesca para la Eurocopa. Aún así, su selección se quedó en puertas de la fase final continental.

Alargó su buena racha el delantero con un tanto más, el firmado en la Serie A este sábado contra el Frosinone que puso por delante al Génova.

Pero apareció Reinier para dar aire al Frosinone y antes del descanso aprovechó un pase desde la derecha de Nadri Zortea para rematar, dentro del área, y batir al español Josep Martínez.

El choque acabó con empate. Cuatro partidos sin ganar lleva el Génova, en el ecuador de la clasificación, y el resultado de este sábado mantiene las esperanzas de permanencia del Frosinone, antepenúltimo pero con los mismos puntos que el Empoli, que marca la salvación.

Publicidad