Publicidad

Madrid, 5 feb (EFE).- Iván Balliu, lateral derecho albano del Rayo Vallecano, lamentó la derrota frente al Sevilla y opinó que “era un día para dar un golpe encima de la mesa” y la desaprovecharon “otra vez más”, ya que llevan casi cinco meses sin ganar en Vallecas en Liga, desde el 15 de septiembre de 2023.

El delantero marroquí del Sevilla Youssef En-Nesyri (i) celebra tras anotar su segundo gol, durante el partido de la jornada 23 de LaLiga EA Sports, entre el Rayo Vallecano y el Sevilla, en el Estadio de Vallecas, en Madrid. EFE/ Juanjo Martín

El Rayo perdió en Vallecas contra el Sevilla con dos goles del marroquí Youssef En-Nesyri en la primera parte. El equipo madrileño marcó por medio de Isi Palazón.

El delantero del Rayo Vallecano Isi Palazón celebra con sus compañeros tras marcar el gol del empate ante el Sevilla, durante el partido de la jornada 23 de LaLiga EA Sports, entre el Rayo Vallecano y el Sevilla, en el Estadio de Vallecas, en Madrid. EFE/ Juanjo Martín

“La sensación es que hacemos mucho y con poco perdemos los partidos. No se cuál es la solución, si estar mejor en defensa o hacer más faltas. Me quedo con la sensación de que estamos cerca. Ahora habrá que hacerse fuertes fuera de casa porque aquí no sale las cosas y no nos entran las ocasiones”, dijo Balliu, en declaraciones a Dazn.

Con este resultado el Rayo se queda decimotercero con 24 puntos, siete por encima del descenso.

“Tranquilidad no, porque hay que ganar y los de abajo aprietan. El Sevilla no es un rival directo, aunque está en la pelea, pero era un día para dar un golpe en la mesa y la desaprovechamos una vez más”, concluyó.

Publicidad