Publicidad

Toronto (Canadá), 22 mar (EFE).- Los Oklahoma City Thunder (OKC) de los canadienses Shai Gilgeous-Alexander y Luguentz Dort se impusieron sin grandes problemas a los Raptors por 103-123 en lo que supone la novena derrota consecutiva del equipo de Toronto.

Los Raptors no había perdido tantos partidos seguidos desde 2012.

El máximo anotador del partido fue Gilgeous-Alexander que hizo 23 puntos mientras que su compañero, el pívot Chet Holmgren acabó la noche en Toronto con un doble doble de 18 puntos y 10 rebotes.

En los Raptors, con una plantilla de apaño tras la ausencia de sus seis principales jugadores, el más destacado fue el novato Gradey Dick que anotó 21 puntos. Dick encestó cuatro triples de siete intentos, un 57 % de acierto.

OKC lideran la Conferencia Oeste ahora con 49 victorias y 20 derrotas, mientras que los Raptors están resignados en el puesto 12 de la Conferencia Este con 23 victorias y 47 derrotas.

Muchos aficionados y algunos comentaristas deportivos deseando que el equipo descienda aún más en la clasificación: a falta de 12 partidos para el fin de la temporada regular, la caída a los abismos de los Raptors mejoraría sus opciones para obtener un jugador de la primera ronda del “draft”.

Y, jugando sin Scottie Barnes (lesión en la mano izquierda), el pívot Jakob Poeltl (rotura del ligamento del dedo meñique), Chris Boucher (lesión en la rodilla derecha), RJ Barrett (de baja por la reciente muerte de su hermano menor), e Immanuel Quickley (motivos personales), y Gary Trent Jr. (lesión en la espalda), los Raptors tienen muchas posibilidades de perder.

A pesar de ello, el partido empezó bien para el equipo local. Mientras que los jugadores de OKC no eran capaces de anotar una sola canasta en los primeros dos minutos, Kelly Olynyk y Javon Freeman-Liberty no fallaban.

Los Raptors se pusieron rápidamente 7-0 y llegaron a situarse 11 puntos arriba, 20-9, tras seis minutos de juego del primer cuarto. Los jugadores de los Thunder no paraban de cometer errores y entregar balones que los Raptors no dudaban en aprovechar.

Pero tan pronto como Gilgeous-Alexander se entonó, el equipo de Oklahoma empezó a controlar el partido.

Los 12 primeros minutos terminaron con los Raptors siete puntos arriba, 35-28.

Al principio del segundo cuarto, con Gilgeous-Alexander en el banquillo, Cason Williams anotó dos triples consecutivos que adelantaron a OKC en el marcador, 37-38. A partir de ese momento, los Raptors nunca volvieron a recobrar la delantera.

Los Raptors se mostraron imprecisos ante la presión de los jugadores de Oklahoma: en el segundo cuarto perdieron ocho balones y en la segunda mitad la cifra llegó a 16. En total, los Raptors acumularon 27 pérdidas de balón, su máximo desde 1997.

Al descanso, los visitantes estaban siete puntos arriba, 56-63. Y la ventaja no paró de aumentar. En el tercer cuarto, OKC llegó a tener una ventaja de 20 puntos, 64-84, tras un parcial de 0-12. Cuando terminó el tercer cuarto, el marcador era de 78-89.

Al inicio del último cuarto, los Raptors montaron una tímida ofensiva que les permitió acercarse hasta seis puntos, 88-94, aprovechando que Gilgeous-Alexander estaba en el banquillo.

Pero tan pronto como el jugador de 25 años nacido en Toronto regresó a la cancha, la tímida reacción de los Raptors se acabó.

Los Thunder llegaron a colocarse 22 puntos arriba, 101-123, a falta de un minuto para el final del partido. Una canasta final de Jordan Nwora dejó el marcador final en 103-123.

Publicidad