Madrid, 13 oct (EFE).- El Real Madrid tuvo que ganar dos veces al AS Mónaco y sufrir hasta el final para conseguir una victoria por 94-86, después de ganar el primer cuarto por 18 puntos de ventaja.

El base estadounidense del Real Madrid Nigel Williams-Goss (i) lucha con el serbio Danilo Andusić, del AS Mónaco, durante el partido de la tercera jornada de la fase regular de la EuroLiga de este miércoles en el WiZink Center, en Madrid. EFE/Javier Lizón

Casi sin darse cuenta el Real Madrid se encontró con un 13-1 en el marcador mediado el primer acto. Mike James no parecía Mike James, y el As Mónaco no parecía un equipo de Euroliga que había ganado en las dos primeras jormadas.

El alero sueco del Real Madrid Jeffery Taylor (d) lucha con el estadounidense Mike James, del AS Mónaco, durante el partido de la tercera jornada de la fase regular de la EuroLiga de este miércoles en el WiZink Center, en Madrid. EFE/Javier Lizón

Bastó una buena defensa madridista, poder correr y que los lanzamientos exteriores entraran para que el marcador se disparase hasta un 30-12 al final del primer cuarto.

Gerschon Yabusele, 10 puntos, y Adam Hanga (9) capitalizaron los réditos de una defensa en la que sobresalió Walter Tavares ayudando a los exteriores con sus largos brazos.

El resultado de 30-12 se quedó pequeño con el de valoración, 46-3 que explica la diferencia entre ambos equipos.

En el segundo cuarto, el Madrid bajó el pistón y el AS Mónaco subió su defensa. James, por momentos pareció James y la ventaja comenzó a recortarse. Los monegascos se impusieron en el periodo por 21-27 y al descanso se llegó con 51-39, 62-45 en valoración.

Con el quinteto inicial de nuevo en pista, el Madrid intentó recuperar la energía, el juego y el acierto perdidos en el segundo cuarto, aunque no fue tarea fácil porque los monegascos rompieron la barrera mágica de los 10 puntos de desventaja, 55-46 (min.23) y se hicieron fuertes en ella, 63-53 (m.25.30).

James ejerció ya de James a tiempo completo, acaparando balón y creando juego y creándose sus propios tiros, porque a diferencia de la primera parte ejerció de base, al tiempo que Donta Hall dio muestras de su calidad.

Al final del tercer acto, 72-65, con triple incluido en la última décima de segundo de un James ya completamente reconocible.

El Madrid tuvo que volver a ponerse el mono de trabajo para doblegar a un Mónaco muy distinto de los primeros minutos, que a falta de 6 minutos se acercó a 6 puntos, 79-73. Y que a falta de 4.30 minutos se acercaba a 3, 81-78.

Otro triple, ahora de Will Thomas, tras recuperación de James, empató el partido a 81 a falta de 4 minutos. Un mundo en un nuevo partido.

Thomas puso el 81-83, la primera ventaja monegasca en todo el partido, a falta de 180 segundos para el final. Yabusele apareció para empatar a 83 y anotar tres tiros libres más tarde, 86-83 a falta de 2 minutos.

Un triple de Rudy a falta de 1 minuto, 89-84, permitió ver las cosas con cierto optimismo, máxime ante la precipitación del Mónaco, pero lo cierto es que el Madrid tuvo que ganar dos veces hasta el 94-86 final.

94 – Real Madrid (30+21+21+22): Causeur (12), Heurtel (13), Hanga (9), Tavares (9) y Yabusele (18) -cinco inicial-, Williams-Goss (4), Rudy Fernández (7), Abalde (2), Poirier (8), Llull (4) y Taylor (8).

86 – AS Mónaco (12+27+26+21): Lee, Boutsiele, Motiejunas (9), Andjusic (8) y James (24) -cinco inicial-, Westermann (8), Thomas (11), Diallo (7), Motum (5),Gray (2) y Hall (12).

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Marcin Kowalski (POL) y Mykola Ambrosov (UKR). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) ante 3.087 espectadores.

Ricardo Molinelli