Publicidad

Santo Domingo, 16 sep (EFE).- El presidente dominicano, Luis Abinader, afirmó este viernes que los haitianos “no han sido capaces” de conseguir la paz y el entendimiento entre ellos, por lo que solicitará a la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA) “organizar” una ayuda especial militar para que ese país logre su pacificación.

“Nos vamos a reunir con las Naciones Unidas la semana próxima y queremos que la OEA también trabaje en coordinación con la ONU para organizar una ayuda especial militar para entrenar a la Policía Haitiana y esperamos que el Gobierno haitiano solicite esa ayuda especial”, dijo el gobernante en una conferencia de prensa.

Afirmó no entender por qué el Ejecutivo haitiano no ha solicitado ayuda a los organismos internacionales, a pesar de la situación de inestabilidad que impera en el vecino país, donde bandas armadas han tomado el control de amplias áreas de la capital y de otras ciudades.

“Desde hace un año vengo reclamando eso (auxilio para Haití) a la comunidad internacional, que en estos momentos está ‘bastante disponible’ para hacerlo, lo que falta es una actitud más franca y de petición de esa ayuda formal del Gobierno haitiano”, agregó el jefe de Estado.

Destacó que durante su reciente visita a Washington solicitó y logró del secretario general de la OEA, Luis Almagro, aceptar “lo antes posible” un proceso de mediación con los diversos sectores de Haití con métodos de común acuerdo con el Gobierno y otros actores políticos, sociales y económicos de ese país.

Abinader aseguró que su Gobierno está “haciendo presión” a la comunidad internacional para que “resuelva” el problema de Haití.

Con esa presión, añadió, “hemos hecho durante este último año” que el tema haitiano vuelva a estar en la agenda de los organismos internacionales.

También habló de la verja que construye República Dominicana en la línea fronteriza con Haití y destacó el alto costo que constituye mantener en la zona a 11.000 soldados dominicanos.

“Volveré a hablar sobre Haití en la ONU la semana próxima y lo seguiré haciendo hasta que Haití se organice y tengamos una frontera más tranquila y sin estos sobresaltos”, subrayó el mandatario en referencia a los esfuerzos de su país para evitar que la violencia de las bandas armadas haitianas pase a República Dominicana.

VIAJE A ESTADOS UNIDOS

Abinader afirmó que la “razón principal” de su viaje de dos días a la capital estadounidense, donde intervino ante la OEA, fue ofrecer seguimiento a los trabajos de tres comisiones formadas por República Dominicana, la Comunidad del Caribe (Caricom) y Estados Unidos, durante la Cumbre de las Américas que se celebró en junio pasado en Los Ángeles (EE.UU).

Precisó que esas comisiones tocan los temas de seguridad alimentaria, seguridad energética y asuntos relativos a finanzas.

Calificó de “exitosas” sus reuniones con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, así como con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; con el líder de la mayoría demócrata del Senado estadounidense, Chuck Schumer, y el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de este último organismo, Bob Meléndez.

“En algunas de esas reuniones expresamos nuestra preocupación por el tema del arroz dominicano, pues el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Centroamérica establece que a partir de 2024 nuestro país debe permitir la entrada de ese cereal a nuestros mercados y queremos modificar esto”, manifestó Abinader.

De no lograrlo, añadió, “tenemos la opción de salvaguarda” de discutirlo en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Publicidad