OTTAWA, 01 ENERO.-Las empresas bajo jurisdicción federal deben ahora cumplir con nuevas medidas, en particular para prevenir el acoso y la violencia en el lugar de trabajo. Una serie de cambios al Código Laboral de Canadá entraron en vigencia el viernes, dijo el gobierno.

Los empleadores deben desarrollar una política para prevenir el acoso y la violencia e implementar capacitación en estos actos. Las empresas reguladas a nivel federal y los lugares de trabajo parlamentarios también deben establecer un riguroso proceso de gestión de incidentes.

El gobierno federal está estableciendo una línea de ayuda gratuita (1-800-641-4049) para apoyar a los empleados y empleadores en sus esfuerzos.

Ottawa también está apretando los tornillos a los empleadores que no respetan las disposiciones del Código en términos de salud y seguridad ocupacional y aquellos que también contravienen las normas laborales. El gobierno ha establecido sanciones monetarias administrativas que pueden alcanzar hasta 250.000 dólares. Se tendrán en cuenta diferentes factores para determinar el monto a pagar.

Para que las empresas puedan adaptarse al cambio, sanciones, sin embargo, sólo se aplican desde el 1 er de enero de 2022.

También entraron en vigor los cambios en las normas de equidad en el empleo. Su objetivo es aumentar la conciencia sobre las diferencias salariales que experimentan las mujeres, los aborígenes, las personas con discapacidad y los miembros de minorías visibles en los lugares de trabajo regulados por el gobierno federal.

Una primera publicación que recopila datos sobre brechas salariales está programada para el invierno de 2023.