Publicidad

Jerusalén, 15 mar (EFE).- Al menos 20 gazatíes fallecieron y alrededor de 155 resultaron heridos en un ataque aéreo israelí ocurrido cerca de la medianoche del jueves, de nuevo, en la rotonda de Kuwait, en la norteña Ciudad de Gaza, donde aguardaban el reparto de ayuda humanitaria, informó el Gobierno gazatí de Hamás.

“El número de muertos por la masacre en la rotonda de Kuwait llegados al Complejo Médico de Al Shifa aumentó a 20 y 155 heridos”, indicó este viernes el Ministerio de Sanidad gazatí, tras haber informado inicialmente de 14 muertos.

Según fuentes en el terreno, “aviones de combate y drones israelíes lanzaron salvas de disparos y misiles contra una multitud de personas que esperaban la entrega de alimentos y suministros de socorro”, detalla la agencia oficial palestina Wafa.

“El proceso de recuperación de los mártires y evacuación de los heridos continúa”, señaló Sanidad, que advierte que el número de víctimas aumentará en las próximas horas, y que muchos heridos yacen en el suelo de Al Shifa.

Por su parte, el Ejército aseguró este viernes que las informaciones que circulaban sobre ese nuevo incidente con gazatíes hambrientos esperando comida son “falsas”, y después aclaró que “palestinos armados abrieron fuego mientras civiles de Gaza aguardaban la llegada del convoy de ayuda”, de 31 camiones.

“Mientras entraban los camiones de ayuda, los pistoleros palestinos continuaron disparando mientras la multitud de habitantes de Gaza comenzaba a saquear los camiones, que además atropellaron a varios civiles”, indicó un comunicado castrense.

El Ejército sostiene que, tras una “revisión preliminar intensiva realizada durante la noche”, sus fuerzas no abrieron fuego contra el convoy de ayuda en la plaza Kuwait, y que no se produjeron ni “disparos de tanques, ni ataques aéreos o disparos contra los civiles”.

“Mientras las FDI continúan su esfuerzo humanitario para suministrar alimentos y ayuda humanitaria a los civiles de la Franja de Gaza, los terroristas de Hamás continúan dañando a los civiles de Gaza que buscan alimentos, y Hamás culpa a Israel por ello”, aseguró el Ejército de Israel, que ayer se negó a abrir más cruces terrestres para el reparto de alimentos al enclave, especialmente al norte, pese a la insistencia de agencias humanitarias y la comunidad internacional.

Este ataque contra civiles a la espera de comida se produce después de casi media docena de incidentes parecidos y recientes a manos de tropas israelíes.

Otros ocho civiles palestinos murieron la tarde del jueves en un ataque aéreo israelí contra un almacén de distribución de ayuda en el campo de refugiados de Nuseirat, en el centro de la Franja de Gaza, según Wafa.

La madrugada del jueves, al menos seis gazatíes murieron y otros 83 resultaron heridos tras un ataque israelí de nuevo en la rotonda de Kuwait, el lugar designado para la entrega de ayuda humanitaria de la ONU destinada al norte de la Franja y sujeta a la aprobación de las autoridades israelíes.

El miércoles, en un ataque aéreo contra un centro de distribución de ayuda de la UNRWA en Rafah, murieron cinco personas, y el pasado 29 de febrero -en la conocida ya como la “Masacre de la harina”- fallecieron 118 gazatíes, entre ellos víctimas por herida de bala, después de que soldados israelíes abrieran fuego contra una muchedumbre hambrienta, aunque el Ejército sostiene que las víctimas fueron por asfixia en una estampida.

Desde ese día, el gobierno gazatí de Hamás asegura que más de 400 personas han muerto en ataques israelíes dirigidos a grupos de civiles esperando comida, almacenes y convoyes de ayuda humanitaria.

Publicidad