Publicidad

Lima, 5 feb (EFE).- Al menos 237 distritos de la sierra del centro y sur de Perú se encuentran en riesgo de ser afectados por deslizamientos, huaicos (aludes) u otros movimientos en masa causados por las lluvias intensas que caerán en las próximas horas en esas zonas del país, alertó este lunes el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

El organismo señaló, en un comunicado, que este escenario de riesgo fue elaborado por el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cepepred) tras un aviso meteorológico del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), que informó sobre la caída de lluvias entre este martes y el próximo jueves.

Ante esto, se estableció que el “riesgo muy alto” alcanza a 32 distritos de la región de Ayacucho, 31 de Apurímac, 10 de Huancavelica, 9 de Lima, 9 de Arequipa, 9 de Áncash, 7 del Cuzco y 6 de Puno.

Además, otros 124 distritos de esos departamentos, además de otros de Junín, Moquegua y Pasco, se encuentran en “riesgo alto” de ser afectados por las lluvias intensas.

Ante esta situación, el Indeci exhortó a los gobiernos locales y regionales a revisar que las rutas de evacuación estén despejadas y señalizadas, así como la disponibilidad de los centros de salud, compañías de bomberos y comisarías en sus jurisdicciones.

También recomendó a la población que proteja y refuerce los tejados de sus viviendas y establezca un sistema de alerta temprana en coordinación con las autoridades locales.

El Indeci aseguró que, a través del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), supervisa las zonas en alerta y coordina con las autoridades regionales y locales la atención de los posibles efectos que tendrá el fenómeno meteorológico.

Las lluvias intensas se han desatado como parte de la temporada del verano en Perú, que se prolonga hasta marzo próximo, aunque las autoridades mantienen la alerta ante su eventual incremento por el impacto del fenómeno de El Niño.

En las últimas semanas las autoridades han intervenido con ayuda de emergencia tras el reporte de caídas de huaicos e inundaciones en diferentes localidades de la costa y la sierra del centro y norte del país.

En enero pasado, la Comisión Multisectorial encargada del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen) estimó que era probable que continúen las condiciones cálidas débiles hasta marzo próximo, como consecuencia de la evolución de El Niño en el Pacífico central y la variabilidad de las condiciones climáticas regionales.

En ese sentido, indicó que pueden persistir las “temperaturas del aire por encima de lo normal a lo largo de la costa norte y centro” del país y que las lluvias en la costa norte y la sierra norte registrarán “valores entre normal y sobre lo normal”.

Publicidad