Publicidad

Redacción Deportes (EE.UU.), 26 mar (EFE).- “Las vibras de Miami son una locura”. Con ese mensaje escrito sobre la cámara celebró este martes su pase a cuartos del Miami Open un Carlos Alcaraz que aseguró estar pasando por un momento muy dulce tanto en lo personal como en lo deportivo.

Carlos Alcaraz de España en acción contra Lorenzo Musetti de Italia durante su partido de tenis masculino de tenis Miami Open 2024, en Miami, Florida, Estados Unidos. EFE/EPA/CRISTÓBAL HERRERA-ULASHKEVICH

“Obviamente ganar Indian Wells fue muy importante para mí. En la parte personal, gracias a ese torneo empecé a sentirme mejor, dentro y fuera de la pista. Sí, ahora siento la alegría cada día con mi equipo, con mi gente cercana. Mi familia está aquí. Es un apoyo muy importante para mí también”, dijo el español en una rueda de prensa.

“Quiero ir a entrenar, disfruto entrenando. Ahora estoy en un un punto realmente bueno en la parte profesional y la personal también. Ojalá siga así y veremos cómo va en las próximas semanas. Pero ahora mismo, pienso en cómo me siento y es una sensación genial”, añadió.

Con un tenis absolutamente arrollador y espectacular, el número 2 del mundo sigue paseando su sonrisa por Estados Unidos y este martes fundió al italiano Lorenzo Musetti (n.24) por 6-3 y 6-3 en una hora y 25 minutos haciendo gala de una superioridad incontestable.

Tras nueve partidos consecutivos ganados, al español le espera en cuartos el búlgaro Grigor Dimitrov (n.12), que remontó al polaco Hubert Hurkacz (n.9) por 3-6, 6-3 y 7-6(3) en dos horas y 41 minutos.

El murciano domina los precedentes entre ambos (3-1), pero Dimitrov se impuso en su último cruce (octavos de Shanghái en 2023).

“Estoy realmente feliz con mi actuación de hoy. Creo que fue un partido completo por mi parte”, señaló el de El Palmar.

“Creo que solucioné los problemas que tuve. Fui muy duro durante los peloteos. Sabía que tenía que hacerlo también durante los momentos importantes. Estoy muy feliz con eso”, agregó.

Por último, Alcaraz recordó que el búlgaro le ganó el último partido entre ambos, le definió como un tenista “muy talentoso y duro” y advirtió de sus golpes de ‘slice’ para ese duelo de cuartos.

Publicidad