Redacción deportes , 3 nov (EFE).- El Másters 1.000 de París-Bercy avanza con Carlos Alcaraz, único representante español con vida en la competición, y con las eliminaciones de tres “top ten” que se despidieron antes de tiempo: el italiano Jannik Sinner, el griego Stéfanos Tsitsipás y el ruso Andréi Rubliov.

EFE/EPA/YOAN ALAT

Sinner, número nueve del mundo, fue la segunda víctima de Alcaraz en dos días. Después de eliminar al francés Pierre-Hugues Herber, EL tenista murciano alcanzó los octavos de final en un duelo ajustado de dos sets en los que mostró su madurez ante un rival más experimentado pese a tener sólo dos años más (20 por 18).

EFE/EPA/YOAN VALAT

Alcaraz ganó 7-6 y 7-5 gracias a su sangre fría en los momentos cumbre. En la primera manga, se creció en el “tiebreak” con un contundente 7-1 y en la segunda, en el undécimo juego, consiguió una rotura de servicio que le llevó a una victoria con la que se quedó como el único español en el torneo tras las eliminaciones de Alejandro Davidovich, Roberto Bautista, Albert Ramos y Pablo Carreño, que se despidió también este miércoles tras caer en un partido agónico frente al galo Hugo Gaston (6-7, 6-4 y 5-7).

Sinner no fue la única víctima del “top ten”. Otros cayeron. Y, con mala suerte, lo hizo Tsitsipás, que se resintió durante el primer set de un dolor en su brazo derecho. No pudo continuar y la victoria se la llevó Alexei Popyrin. Se marchó entre los abucheos del público parisino, que no entendió el posible alcance de su lesión. Después, en rueda de prensa, explicó su situación: “No me he retirado en mi vida y es algo que tenía que hacer hoy, tengo que ser precavido”, dijo.

Después, el turno fue para Rublev, número seis del circuito, que debutó mal, con una derrota que tal vez no esperaba frente a Taylor Fritz. El tenista ruso llegó a la cita con malos resultados en otros torneos y pagó caro su mal momento. Su rival, alcanzó los octavos de final en dos mangas (7-5 y 7-6) y mostró su continuidad de buenos resultados después de varias actuaciones positivas en las últimas competiciones.

El resto de los jugadores con más nombre, no tuvo problemas para continuar con su aventura en París. El polaco Hubert Hurkacz, número diez, eliminó al estadounidense Tommy Paul (7-5, 7-6) y se mantiene en la pelea por jugar la Copa Másters a finales de noviembre. Y, el alemán Zverev, número cuatro, acabó con el serbio Dusan Lajovic (6-3, 7-6) y se verá las caras con el búlgaro Grigor Dimitrov en la siguiente ronda.

Publicidad