Publicidad

Berlín, 22 ene (EFE).- Alemania registró en 2022 a 1.045.185 refugiados ucranianos, que no necesitan pedir protección internacional, así como 244.132 solicitudes de asilo, un 27,9 % más que el año anterior, según datos presentados hoy por el ministerio alemán del Interior.

Esto implica que ocho de cada diez personas que llegaron a Alemania huyendo de su lugar de origen procedían de Ucrania, destacó el Ministerio en un comunicado.

“La criminal guerra de agresión de (el presidente ruso, Vladimir) Putin contra Ucrania ha desencadenado en Europa la mayor ola migratoria desde la Segunda Guerra Mundial”, afirmó la ministra del Interior alemana, Nancy Faeser, haciendo referencia al presidente ruso.

Faeser destacó además que gracias a las medidas adoptadas para acelerar el procesado de las solicitudes de asilo, la Agencia Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF) logró en 2022 emitir un 50 % más de decisiones para otorgar o denegar protección internacional que el año anterior.

La nacionalidad más representada en las estadísticas de solicitudes de asilo -que no incluyen a los ucranianos, exentos de demandarlo- es la de los sirios, con 72.646 solicitudes, sumando las peticiones en primera y segunda instancia.

A ellos les siguieron los ciudadanos afganos (41.471) y los turcos (25.054), así como los iraquíes (16.328), los georgianos (8.865) y los iraníes (7.350).

Los ciudadanos de la Federación Rusa representaron el 1,3 % del total de las solicitudes, con un total de 2.851 peticiones en primera instancia.

En 2022 el BAMF emitió, por otro lado, un total de 228.673 decisiones, de las cuales un 17,9 % confirieron el estatus de refugiado conforme a la Convención de Ginebra y el 25,2 % un régimen de protección subsidiaria.

En un 13,1 % de los casos el BAMF decidió que los interesados, a pesar de no recibir protección internacional, no podían ser deportados y el 21,6 % de las solicitudes fueron rechazadas, mientras que el 22,3 % concluyeron a través de otros procedimientos formales como la retirada de la petición.

277 ciudadanos rusos recibieron asilo o protección subsidiaria en 2022, mientras que el BAMF denegó sus solicitudes en 942 casos.

Publicidad