Publicidad

TORONTO, 7 JUNIO.- Las autoridades sanitarias de Toronto están alertando sobre un incremento preocupante en los casos de enfermedad meningocócica invasiva (EMI), una infección bacteriana que puede resultar mortal. Toronto Public Health ha registrado 13 casos este año, dos de los cuales han resultado fatales, marcando el número más alto desde 2002.

La EMI, provocada por la bacteria Neisseria meningitidis, puede derivar en condiciones severas como meningitis o infecciones del torrente sanguíneo. “Estas enfermedades pueden ser graves y potencialmente mortales”, señaló Toronto Public Health en una reciente declaración. La situación en Toronto no es única, con incrementos similares reportados en Estados Unidos y otros países.

La bacteria afecta principalmente a niños menores de cinco años y a jóvenes que no han sido inmunizados. Las autoridades han enfatizado la importancia de la vacunación, que es obligatoria bajo la Ley de Inmunización de Alumnos Escolares de Ontario y se administra gratuitamente a los 12 meses y en séptimo grado.

Aunque es rara, la EMI ha causado brotes ocasionales en Toronto, como en 2002 cuando se reportaron tres casos simultáneos. Los casos de este año incluyen a personas que han viajado y que no han salido de Canadá, indicando que la enfermedad puede propagarse por contacto cercano a través de la transmisión de secreciones respiratorias y de garganta.

Los síntomas de la EMI incluyen fiebre, dolores musculares, rigidez en el cuello y sensibilidad a la luz. Se urge a los adultos jóvenes entre 18 y 36 años que no hayan sido vacunados, a recibir la inmunización sin costo alguno para protegerse contra esta peligrosa bacteria.

Publicidad