Publicidad

El español Fernando Alonso (Aston Martin), doble campeón del mundo de Fórmula Uno, que había cruzado sexto la meta pero acabó octavo -tras ser sancionado con 20 segundos de penalización- el Gran Premio de Australia, el tercero del Mundial, declaró este domingo en el circuito Albert Park de Melbourne que está “decepcionado por la sanción” recibida, pero que se alegra de que el inglés George Russell (Mercedes) “esté bien”.

El español Fernando Alonso (Aston Martin), doble campeón del mundo de Fórmula Uno, rodando este fin de semana en el Gran Premio de Australia, el tercero del Mundial, en el circuito de Albert Park de Melbourne. EFE/EPA/JOEL CARRETT

Alonso, que arrancó décimo, había completado una gran actuación y cruzó sexto la meta, pero fue sancionado al considerar los comisarios que había efectuado una maniobra irregular en la acción que acabó con el accidente, en la última de las 58 vueltas de la carrera y por fortuna sin mayores consecuencias físicas, del citado Russell.

“Tuvimos suerte con el momento en el que se decretó ‘coche de seguridad virtual’ tras la retirada de Lewis (Hamilton, inglés, de Mercedes). Luego estaba felizmente ubicado por detrás de (el mexicano) ‘Checo’ (Pérez, de Red Bull), aprovechando el DRS que tomaba de él. Perdí mucho tiempo cuando (el monegasco) Charles (Leclerc, de Ferrari) salió del’ pit stop’, pero esos segundos que habíamos ganado fueron oro molido al final”, comentó Alonso, en una segunda juventud a los 42 años, acerca del desarrollo de la carrera.

“En las últimas vueltas, George (Russell) me cogió rápidamente. Yo sabía que estaba llegando, y luego estuvo en el umbral del DRS durante cinco o seis vueltas, por lo que yo estaba dando auténticas vueltas de calificación para mantenerme por delante de él”, explicó el doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006), 32 veces victorioso y con 106 podios en la F1.

“Quería optimizar mi velocidad de salida de la sexta curva para defenderme de él. Eso es lo que hubiera hecho cualquier piloto de carreras; y no me pareció peligroso”, precisó el genial piloto asturiano después de conocer su penalización. “Es decepcionante que los comisarios me sancionen por una acción que considero de pilotaje duro, pero justo. De cualquier manera, me alegro de que George esté bien. No fue agradable ver su coche en mitad de la pista”, añadió.

“Éste no fue el mejor fin de semana para nosotros en términos de ritmo, pero nuestra carrera estuvo bien ejecutada: buena estrategia, unos ‘pit stops’ increíbles y una gran fiabilidad. Creo que sumamos más puntos de los merecidos; pero los tomamos”, comentó Alonso, que, tras la actualización de la clasificación, es octavo en el Mundial, con 16 puntos: 35 menos que el líder, el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), que este domingo abandonó, por una avería de frenos, tras la quinta vuelta. EFE

Publicidad