Publicidad

Nueva York, 10 nov (EFE).- Rusia ha sufrido más de 100.000 bajas entre muertos y heridos como resultado de la guerra en Ucrania y el país agredido puede haber contabilizado un número de víctimas similar, según el jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, Mark Milley.

El alto militar estadounidense ofreció estas cifras en la noche del miércoles durante su participación en un acto del Club Económico de Nueva York que recoge hoy la cadena CNN.

“Estás viendo que hay más de 100.000 soldados rusos muertos y heridos”, dijo en un momento de su intervención. “Probablemente lo mismo en el lado ucraniano”, precisó.

Según el gobierno de Kiev, el número de soldados rusos muertos desde que comenzó la invasión supera los 75.000, una cifra que no han confirmado las autoridades de Moscú.

El general Mark Milley calificó la invasión rusa de Ucrania como un “tremendo error estratégico” que el país pagará “durante años y años”.

La guerra ha causado un enorme cantidad de sufrimiento humano, dijo Milley, incluidos entre 15 y 30 millones de refugiados y unos 40.000 civiles ucranianos inocentes asesinados, según recoge la cadena estadounidense.

El general agregó que puede haber una ventana de oportunidad para negociar el fin del conflicto iniciado el pasado 24 de febrero, siempre y cuando las líneas del frente se estabilicen durante este invierno (a partir de diciembre en Europa).

“Cuando haya una oportunidad de negociar, cuando se pueda lograr la paz, hay que aprovecharla”, sugirió Milley: “Aprovechar el momento”, insistió.

Pero de no materializarse nunca o fracasar las negociaciones, Milley dijo que Estados Unidos continuaría armando a Ucrania, incluso cuando una victoria militar absoluta para cualquiera de las partes parece cada vez más improbable.

“Tiene que haber un reconocimiento mutuo de que la victoria militar probablemente, en el verdadero sentido de la palabra, no se pueda lograr a través de medios militares y, por lo tanto, es necesario recurrir a otros medios”, añadió el militar en las declaraciones que recoge la CNN.

Milley también dijo que Estados Unidos estaba viendo indicios iniciales de que Rusia se estaba retirando de Jersón, como había declarado Moscú el miércoles.

Pero advirtió de que la retirada de 20.000 a 30.000 soldados rusos de la orilla occidental del río Dniéper, que cruza Jersón, a la oriental, podría llevar días o incluso semanas.

“Creo que (los rusos) lo están haciendo para preservar su fuerza, para restablecer las líneas defensivas al sur del río, pero eso está por verse”, subrayó el jefe del Estado Mayor de EEUU.

Publicidad