Madrid, 16 jul (EFE).- El Real Madrid de Carlo Ancelotti comienza a dar protagonismo al balón en las sesiones de trabajo de los jugadores, pensando ya en el primer amistoso de cierta entidad que se jugará dentro de diez días en Ibrox Stadium de Glasgow ante el Rangers.

Así, en la décima jornada de la pretemporada, los jugadores completaron una sesión que combinó trabajo físico y con balón. El equipo, que se ejercitó durante dos horas en la Ciudad Real Madrid, comenzó con series de calentamiento y rondos. Posteriormente, practicaron la posesión y la presión y disputaron partidos en un campo de reducidas dimensiones.

La sesión concluyó con un exigente trabajo físico, en el que los madridistas llevaron a cabo carreras cronometradas aumentando la intensidad y la distancia.

Rodrygo y Mariano trabajaron en solitario sobre el césped, mientras que Mendy y Jovic se ejercitaron en el interior de las instalaciones, según informó el club.

EFE

TXT