Publicidad

São Paulo, 10 de mayo de 2024 – La reconocida cantante brasileña Anitta ha lanzado una crítica contundente contra el Congreso de Brasil, acusándolo de adoptar políticas “negacionistas” frente a la crisis climática y de impulsar legislaciones que perjudican el medio ambiente. Según Anitta, estas acciones legislativas han contribuido directamente a las devastadoras inundaciones que actualmente afectan al sur del país, especialmente al estado de Rio Grande do Sul.

En un video dirigido a sus 65 millones de seguidores en Instagram, Anitta destacó que en los últimos cuatro años, el Congreso ha debatido y aprobado más de 20 proyectos que ella considera perjudiciales para la naturaleza. Entre estos, se incluyen leyes que permiten una mayor deforestación de la Amazonía, el uso indiscriminado de pesticidas, y otras que facilitan la invasión de tierras indígenas.

“El Congreso brasileño pasó cuatro años atacando el medio ambiente de nuestro país. La consecuencia está ahí. Es hora de decir basta”, expresó la cantante en su mensaje, que también incluyó subtítulos en inglés. Anitta atribuyó las inundaciones sin precedentes en Rio Grande do Sul a estas políticas, subrayando que la crisis climática es una realidad palpable y urgente.

El video también nombró específicamente a los presidentes del Senado, Rodrigo Pacheco, y de la Cámara de los Diputados, Arthur Lira, este último de quien Anitta afirmó que la ha bloqueado en las redes sociales. La situación en Porto Alegre y sus alrededores es crítica, con grandes áreas inundadas desde el 3 de mayo debido a lluvias intensas y continuas que han provocado desbordamientos de ríos y deslizamientos de tierra.

La tragedia ha dejado un saldo de 114 muertos, 146 desaparecidos y casi 2 millones de afectados, incluidos más de 400,000 desplazados. Según estimaciones preliminares, el gobierno de Rio Grande do Sul necesitará aproximadamente 18.839 millones de reales (unos 3.700 millones de dólares) para recuperarse de las inundaciones, lo que pone de relieve la magnitud del desastre y la necesidad de políticas más responsables y proactivas en materia de protección ambiental y climática.

Publicidad