Publicidad

Buenos Aires, 8 dic (EFE).- El Gobierno de Argentina anunció este jueves un alivio para los trabajadores que pagan el denominado impuesto a las Ganancias, un tributo que se aplica sobre los ingresos salariales de medios a altos.

Según informaron fuentes oficiales, unos 313.000 trabajadores dejarán de pagar este tributo a partir del 1 de enero próximo debido a que se ha modificado al alza el piso mínimo de salario a partir del cual se debe pagar el impuesto.

“Con gran esfuerzo del Estado, pero convencidos de que el salario no es ganancia, sino remuneración, el 1 de enero se actualizará nuevamente el piso a partir del cual se paga el Impuesto a las Ganancias, llevando alivio fiscal a más de 300.000 trabajadores que dejarán de pagarlo”, expresó este jueves el ministro de Economía argentino, Sergio Massa, a través de su cuenta de Twitter.

Se trata de una modificación reclamada por los sindicatos, dado que los ajustes salariales al alza negociados por los gremios ante la elevada inflación que registra Argentina permiten que los salarios aumenten pero, a la vez, hacen que más trabajadores tengan que pagar el impuesto a las Ganancias.

A partir de enero, el tributo será pagado por trabajadores con ingresos desde 404.062 pesos (2.295 dólares) mensuales.

El salario promedio en Argentina en el sector privado es de 179.925 pesos (1.022 dólares), según datos del Ministerio de Trabajo a septiembre pasado.

“Esta medida es parte de nuestro compromiso constante de cumplir con una hoja de ruta que lleve alivio fiscal a la población mientras seguimos mejorando el ingreso, el poder adquisitivo y la calidad de vida de la gente”, afirmó Massa.

Con esta modificación, serán algo menos de 600.000 los asalariados que seguirán pagando el impuesto.

Publicidad