Buenos Aires, 28 oct (EFE).- El Banco Central de la República Argentina resolvió este jueves habilitar la posibilidad de que los turistas extranjeros abran una cuenta bancaria en la que depositen dólares para sus gastos en pesos durante su visita, una medida que busca captar divisas en momentos de creciente apetito por la moneda estadounidense en el país suramericano.

Mediante una resolución adoptada por el directorio de la autoridad monetaria, los turistas extranjeros que visiten Argentina podrán abrir en forma virtual o a su arribo al país una caja de ahorro bimonetaria (dólares estadounidenses y pesos argentinos) y acceder con esta cuenta a servicios financieros y medios electrónicos de pago.

Para hacerlo, los visitantes deben tener una cuenta bancaria en su país de origen que será la única habilitada para transferir dólares a la cuenta en Argentina.

Según explicó el Banco Central en un comunicado, estas cuentas podrán utilizarse para compras en comercios en pesos en Argentina mediante tarjeta de débito como a través de aplicaciones de banca digital, y para realizar extracciones de efectivo de moneda argentina.

Las acreditaciones de moneda extranjera en esta “caja de ahorro para turistas” deberán realizarse mediante transferencias desde cuentas de su titular en el país de origen o mediante depósitos de dólares en efectivo, por hasta 5.000 dólares.

En caso de que exista saldo en la cuenta del cliente en moneda extranjera al finalizar su viaje, la entidad bancaria deberá transferirlo en forma automática a la cuenta en el país de origen y proceder a su cierre, por lo que no se podrán efectuar extracciones de efectivo de moneda extranjera.

MÁS TURISMO, MÁS DÓLARES

Según el Gobierno argentino, con la apertura de estas cuentas el turista “se beneficia porque no maneja efectivo, no tiene que acudir a una cueva (sitio de venta informal de divisas) y evita riesgo de asalto o estafa con monedas falsas”.

“Es una noticia importante para el turismo extranjero”, destacaron a Efe fuentes gubernamentales respecto a una medida que se adopta en momentos en que Argentina se apresta para la reapertura al turismo extranjero a partir del 1 de noviembre, tras el cierre general de fronteras de marzo de 2020 ante la irrupción de la pandemia de covid-19.

En 2019, antes de la crisis sanitaria global, Argentina recibió 3.065.200 turistas extranjeros, lo que supuso ingresos de divisas por 3.176,9 millones de dólares, según datos oficiales.

“Tenemos las mejores expectativas para esta nueva etapa, donde el turismo receptivo será protagonista de la reactivación económica mediante el ingreso de divisas y la generación de empleo”, dijo este jueves el ministro de Turismo argentino, Matías Lammens, en un encuentro con el canciller Santiago Cafiero y una decena de embajadores argentinos para coordinar acciones que fomenten la llegada de turistas extranjeros.

Las divisas aportadas por el turismo podrían ayudar a calmar las tensiones cambiarias en Argentina, donde crece la demanda de dólares para cobertura entre los inversores ante las dudas que despierta la endeble economía doméstica.

Este jueves la cotización de la moneda estadounidense en el mercado informal batió un nuevo récord, al cerrar en 198 pesos por unidad, frente a un valor en la plaza oficial minorista mucho más bajo, pero con operaciones muy restringidas, que igualmente cerró hoy en un máximo histórico de 105 pesos por unidad.

Los turistas extranjeros, sin embargo, no tendrán que cambiar sus dólares depositados en la caja de ahorro especial al desfavorable tipo oficial, sino que podrán hacerlo a la cotización alternativa del denominado “dólar MEP”, que cerró este jueves en 179,23 pesos por unidad.

Publicidad