Publicidad

Buenos Aires, 2 feb (EFE).- El Gobierno de Argentina destacó este jueves las “impresionantes” estadísticas de turismo, ya que más de 20 millones de personas viajaron por el país cuando todavía falta un mes para que termine la temporada de verano.

“Casi la mitad de los argentinos y las argentinas tuvieron la posibilidad de viajar y de disfrutar aunque sea de unos días de vacaciones”, dijo la portavoz de la presidencia, Gabriela Cerruti, en una rueda de prensa.

La funcionaria se basó en un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que mostró que entre la segunda quincena de diciembre y enero completo, 20,3 millones de turistas eligieron vacacionar en destinos locales y realizaron un gasto directo de 803.789 millones de pesos (4.292 millones de dólares).

Comparada con la temporada del año anterior, viajaron un 4,1 % más de turistas y el gasto total tuvo un crecimiento real del 19,1 %, según CAME.

Además, unos 680.000 visitantes extranjeros ingresaron a Argentina durante enero último, agregó el reporte.

“El turismo sigue siendo además de un derecho que disfrutan los argentinos y las argentinas, un motor de crecimiento”, agregó Cerruti.

La estadía media de los turistas fue levemente inferior al verano 2022 (4,3 días versus 4,6 días del año pasado), “posiblemente por el incremento en el gasto diario”, señaló CAME, que agregó que “a pesar de la inflación (94,8 % en 2022) y de que el turismo buscó ser lo más medido posible con los gastos, los bares y restaurantes trabajaron muy bien”.

Argentina logró superar los niveles prepandemia en turismo interno en 2022 y este 2023 busca recuperar los niveles de 2019 en turismo internacional, en un contexto de alta inflación y escasez de divisas que la lleva a aplicar fuertes controles en el mercado de cambio, por el que proliferan tipos de cambio paralelos, superiores al oficial.

Es por ello que el Gobierno creó el llamado dólar “turista”, con un valor en pesos por encima del oficial, para incentivar a los extranjeros a usar la tarjeta de crédito y evitar que acudan al mercado negro, más ventajoso para los turistas.

Publicidad