Publicidad

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado este miércoles un desembolso “inmediato” de 4.700 millones de dólares (unos 4.350 millones de euros) para “apoyar” al Gobierno de Argentina en su “ambicioso plan” de estabilización macroeconómica.

“La nueva administración está tomando medidas audaces para restablecer la estabilidad macroeconómica y comenzar a abordar los impedimentos de larga data al crecimiento. Estas medidas iniciales han evitado una crisis de la balanza de pagos, aunque el camino hacia la estabilización será difícil”, ha declarado la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, según un comunicado del organismo.

“El ambicioso plan de estabilización acordado se centra en el establecimiento de un fuerte anclaje fiscal que ponga fin a toda financiación del gobierno por parte del Banco Central”, ha añadido Georgieva. Sin embargo, el FMI ha resaltado que la aplicación de este plan será “desafiante” y que se necesitará una implementación firme y una elaboración ágil de dichas políticas.

Además, Georgieva ha asegurado que el programa se había desviado en los últimos meses por las “políticas incoherentes” del anterior gobierno, que dejó una “difícil herencia” por la elevada y creciente inflación, las reservas agotadas y altos niveles de pobreza.

Estas declaraciones se han dado después de que el propio FMI corrigiera las proyecciones de crecimiento para Argentina, pasando de prever un crecimiento del 2,8 por ciento para 2024 a un crecimiento negativo del 2,8 por ciento, aunque para el año siguiente podría llegar a crecer un 5 por ciento.

Publicidad