Ciudad de Panamá, 12 oct (EFE).- Asociaciones de mujeres de Panamá volvieron a insistir este martes en que la paridad de género sea incluida en las reformas electorales, después que una “mesa técnica” decidiera continuar el debate en el Parlamento excluyendo los artículos del proyecto original que abogaban por la igualdad dentro de la política.

“Durante las diversas reformas electorales, se ha vuelto una costumbre por parte de la Asamblea Nacional (Parlamento) mantener un ancla a la participación de las mujeres en los distintos escenarios, desde los partidos políticos como en las elecciones”, dijo a Efe Dayana Bernal, de la Comisión de Asunto de la Mujer del Colegio Nacional de Abogados.

Bajo una enorme pancarta que decía “Sin mujeres no hay democracia” con letras moradas, medio centenar de mujeres representantes de los principales partidos políticos y asociaciones feministas protestaron frente el Parlamento, donde se está discutiendo en el segundo de tres debates el proyecto de ley que reforma el Código Electoral de cara los próximos comicios.

Al grito de “Somos la mitad, queremos paridad” exigieron la inclusión de los artículos que abordaban la paridad de género y calificaron la situación como un “retroceso” en calidad de derechos.

Dentro de Palacio Legislativo, líderes del Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos de Panamá (Fonamupp) y del gremio de abogados tomaron la palabra para mostrar su rechazo ante la eliminación de dichos artículos.

“Lo que actualmente está aprobado en la Comisión de Gobierno que hoy pasa a segundo debate, no representa avances para las mujeres. Muy por el contrario vamos a retroceder en la demanda nuestros derechos políticos”, agregó Bernal.

Se trata del proyecto de ley 544 que reforma el Código Electoral, elaborado durante meses, a instancias del Tribunal Electoral (TE), por la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE), en la que están representados todos los partidos políticos y la sociedad civil.

Pero en la primera de las tres discusiones parlamentarias los diputados eliminaron y modificaron artículos del proyecto referidos a la organización de los comicios, como la financiación de campañas, participación igualitaria de las mujeres, libertad de expresión, entre otros.

Esto provocó el rechazo de la sociedad civil, que ha salido a las calles a protestar y exigir que se respeten los consensos alcanzados en la comisión nacional, y finalmente se conformó una “mesa técnica” para revisar las modificaciones.

Aunque el TE admitió que hubo “avances importantes” en gran parte de los artículos modificados durante las negociaciones, no llegaron a un consenso en los puntos más relevantes referidos a la paridad de género, la financiación de los partidos, adjudicación de curules (escaños) y fuero penal electoral.

“(En la mesa técnica) se ignoró por completo la paridad y a las mujeres en este proceso. No se ha atendido, ni escuchado y se ha negado el proceso de participación”, explicó Bernal.

Aún así, los magistrados dijeron que seguirán defendiendo estos “temas sensitivos” en el segundo debate parlamentario.

A juicio de la secretaria general del Fonamupp, Solange Robinson, la eliminación de estos artículos en pro a la paridad de género recae en una cuestión de “poder” por parte de los diputados.

“El poder, el que los diputados puedan tomar decisiones por las otras personas. Cuando hacemos un análisis nos planteamos en qué le afectaría a ellos nuestra participación, y al final es voluntad política”, declaró a Efe Robinson.

Robinson recordó que en Panamá, las mujeres representan el 51 % dentro de los partidos políticos, “sin embargo, en la práctica, no llegamos al 10 %”.

“Cuando vemos la cantidad de mujeres que son representantes o alcadesas…. incluso diputadas apenas llegamos a unas 20 (…) el número de mujeres que logran estar en las papeletas no es el que deseamos”, concluyó.