Publicidad

Sídney (Australia), 6 feb (EFE).- El Banco de la Reserva de Australia (RBA, en sus siglas en inglés) mantuvo este martes inalterable los tipos de interés del país, situados en el 4,35 %, repitiendo la medida de diciembre ante una inflación que continúa alta en el 4,1 %, aunque está bajando.

“Aunque los datos recientes indican que la inflación está remitiendo, sigue siendo elevada. La junta espera que pase aún algún tiempo antes de que la inflación se sitúe de forma sostenida en el rango objetivo”, indicó en un comunicado la junta central de la entidad.

La máxima autoridad monetaria indicó que, aunque hay “señales alentadoras”, aún continúan los riesgos de la inflación, que el banco de la reserva aspira a devolver a una horquilla de entre el 2 y 3 % en 2025.

El Banco de la Reserva señaló que los precios de los bienes se están moderando a un mayor ritmo del esperado, pero hay una ralentización en el abaratamiento de los servicios.

“También persiste un alto grado de incertidumbre en torno a las perspectivas de la economía china y las consecuencias de los conflictos en Ucrania y Oriente Medio”, precisó la entidad reguladora.

Por primera vez desde 2010, Australia empezó a subir los tipos en mayo de 2022, entonces en un mínimo histórico del 0,1 %, y los continuó elevando hasta alcanzar el 4,35 % el pasado noviembre ante una inflación disparada debido a varios factores, incluidos el aumento del consumo tras la pandemia de la covid-19 y la guerra de Ucrania.

El índice de precios al consumo (IPC) en Australia se incrementó un 7,8 % en 2022 y un 4,1 % en 2023.

Publicidad