Publicidad

Brasilia, 18 ago (EFE).- La Policía Federal brasileña realiza este viernes un operativo contra autoridades policiales de Brasilia que se habrían omitido durante los actos golpistas del 8 de enero cuando bolsonaristas invadieron y depredaron las sedes de los tres poderes.

Los agentes federales cumplen siete órdenes de arresto emitidas por el Supremo Federal Tribunal (STF) a pedido de la Procuraduría General de la República (PGR), que consideró que las autoridades se omitieron “en vez de actuar” para evitar los actos golpistas.

De acuerdo con el comunicado de la Procuraduría, la acción de la Policía Federal busca reunir “nuevas pruebas” de conductas practicadas por los responsables de la seguridad pública de la capital brasileña.

El 8 de enero miles de bolsonaristas radicales, que llevaban más de dos meses acampados frente a los cuarteles de varias ciudades pidiendo una intervención militar para derrocar al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, atacaron las sedes de los tres poderes.

La orden expedida por el magistrado Alexandre de Moraes prevé también el bloqueo de bienes, allanamientos y separación de las funciones públicas ejercidas por los investigados, todos comandantes y en altos cargos de la Policía en el Distrito Federal.

Las investigaciones fueron comandadas directamente por el subprocurador general de la República, Carlos Frederico Santos, quien en su relato consideró que había “contaminación ideológica” por parte de los implicados.

Esa actitud “se mostró adepta para teorías conspiratorias sobre fraudes electorales y de teorías golpistas”, a favor del expresidente Jair Bolsonaro (2019-2022), subrayó Santos.

Desde el día de los actos antidemocráticos con fines golpistas han sido arrestadas más de 1.800 personas y 128 de ellas permanecen detenidas, aunque casi todos siguen respondiendo ante la Justicia en libertad condicional por diversos delitos.

Publicidad