Publicidad

Madrid, 8 feb (EFE).- El italiano Francesco ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati Desmosedici GP24), vigente campeón del mundo de MotoGP ‘volvió por sus fueros’ para demostrar su condición de ‘número uno’ y rodar a ritmo de récord absoluto en apenas ocho vueltas durante la tercera y última jornada de entrenamientos de pretemporada en el circuito malasio de Sepang.

El español Jorge Martin, durante la tercera jornada de entrenamientos oficiales de MotoGP en el circuito malasio de Sepang. EFE/EPA/FAZRY ISMAIL

La misma jornada en la que el español Marc Márquez ha dado ‘un paso al frente’ y en trece vueltas logró su mejor registro ‘de siempre’ en el circuito de Sepang al rodar en 1:57.270 para concluir sexto sus primeros tres días completos con la Ducati Desmosedici GP23 de la escudería Gresini tras la ‘toma de contacto’ posterior al Gran Premio de la Comunidad Valenciana de 2023.

El piloto italiano Francesco Bagnaia, en acción durante la tercera jornada de entrenamientos oficiales de MotoGP en el circuito malasio de Sepang. EFE/EPA/FAZRY ISMAIL

Como ya sucediese en los primeros compases del segundo día, en la tercera jornada de acción en el circuito malasio de Sepang no tardó mucho en producirse la noticia, al romper el vigente campeón del mundo ‘Pecco’ Bagnaia la barrera del minuto y 57 segundo en su octavo giro.

El piloto español Alex Rins, en acción durante la tercera jornada de entrenamientos oficiales de MotoGP en el circuito malasio de Sepang. EFE/EPA/FAZRY ISMAIL

Bagnaia rodó en 1:56.682, demostrando que va por el buen camino para defender con uñas y dientes el título mundial conseguido en la temporada 2023, si bien no tardaron mucho en ponerse tras su estela y también en el segundo 56, los españoles Jorge Martín y Alex Márquez, además del italiano Enea Bastianini, todos ellos sobre sendas Ducati Desmosedici.

El dominador de las dos primeras jornadas de entrenamiento en Sepang, Jorge Martín, lo hizo en su noveno giro para quedarse a 172 milésimas de segundo (1:56.854) del italiano, con Bastianini a 61 milésimas y el pequeño de los hermanos Márquez, tras él, a escasamente 23 milésimas de segundo.

Por entonces, tras dos horas de entrenamientos de la tercera y última jornada en Sepang, el español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) era quinto con Marc Márquez (Ducati Desmosedici GP23) sexto con un registro de 1:57.270, su vuelta más rápida dada jamás en Sepang, un circuito que nunca se le ha dado demasiado bien al ocho veces campeón del mundo.

Márquez salió en esas primeras horas dispuesto a buscar una vuelta rápida y encadenó varios 1:57, incluso a pesar de tener que superar en alguno de sus intentos a otros pilotos, como cuando se encontró al portugués Miguel Oliveira (Aprilia RS-GP), hasta lograr ese tiempo en la decimotercera vuelta que le aupó a la sexta posición.

Por detrás, se registró una caída sin consecuencias, que no le impidió regresar a su taller, del campeón del mundo de MotoGP en 2020, el español Joan Mir (Honda RC 213 V), noveno con un mejor tiempo de 1:57.374, su mejor vuelta rápida en Sepang.

Pedro ‘Tiburón’ Acosta (Gas Gas RC 16), el único debutante en la categoría de MotoGP en 2024, continuó su fase de adaptación con más de 270 vueltas dadas con su nueva moto tanto en el ‘shakedown’ de la semana pasada como en estos entrenamientos.

Acosta ocupó una más que meritoria octava posición tras las dos primeras horas de sesión, a 683 milésimas de segundo de Bagnaia y por delante de pilotos de la talla de Joan Mir, el surafricano Brad Binder (KTM RC 16), el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) o el español Maverick Viñales (Aprilia RS-GP), que mejoró notablemente respecto a anteriores jornadas.

Después de esos instantes iniciales en los que muchos pilotos buscaron una buena clasificación, llegó el turno de realizar distancias de carrera ‘sprint’ y carrera larga para comprobar el ritmo y la resistencia y durabilidad de muchos componentes.

En esos ‘menesteres’ hubo quien cometió errores, como el italiano Fabio di Giannantonio (Ducati Desmosedici GP23), que se fue por los suelos en la curva nueve, aunque no sufrió daños de consideración y pudo regresar a su taller para reparar los daños y continuar la sesión. Por entonces era octavo en la tabla a 661 milésimas de segundo de Bagnaia.

Como el italiano, también sufrió un accidente el japonés Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V), en su caso en la curva seis y también sin consecuencias físicas de consideración para el piloto.

Y hubo otros, como Pedro Acosta, que en su simulacro de carrera ‘sprint’ a diez vueltas, en realidad la primera del ‘Tiburón’ de Mazarrón en MotoGP, consiguieron una mejor vuelta de 1:58.279, por debajo del récord que en este trazado consiguió el español Alex Márquez (1:58.979) en 2023, lo que deja entrever el fuerte ritmo que alcanzó el ‘rookie’ de la categoría.

Juan Antonio Lladós

Publicidad