Los Ángeles, 31 oct (EFE).- El actor estadounidense Alec Baldwin, que mató accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins durante el rodaje de una película en EE.UU., aseguró este domingo que está en contacto “todos los días” y que coopera plenamente con las autoridades que investigan ese suceso.

En sus primeras declaraciones a los medios de comunicación desde la muerte de Hutchins, Baldwin dijo que lo que sucedió en el rodaje de la película “Rust” sucede “una vez en un billón” de ocasiones, según un video publicado en la página web de la revista TMZ.

Sin embargo, Baldwin repitió en varias ocasiones que las autoridades le han ordenado que no responda ninguna pregunta sobre la investigación del tiroteo, que ocurrió el pasado 21 de octubre en Bonanza Creek Ranch, cerca de Santa Fe, en Nuevo méxico (EE.UU.).

“No se me permite hacer ningún comentario porque es una investigación en curso. Me lo ordenó el departamento del alguacil en Santa Fe: no puedo responder ninguna pregunta sobre la investigación”, insistió Baldwin al ser preguntado por periodistas, que estaban siguiendo a él y su familia, en una carretera del estado de Vermont.

El actor, que también era productor de la película, recordó a Hutchins, de 42 años, que murió después de recibir una bala en el pecho.

“Ella era mi amiga; el día que llegué a Santa Fe para empezar a rodar la llevé a cenar con Joel (Souza), el director”, aseveró.

Por otro lado, el actor neoyorquino explicó que está en constante contacto con el esposo de Hutchins, Matthew Hutchins, y que se encontró con él y el hijo de la pareja, de 9 años.

“El tipo está abrumado por el dolor”, apuntó.

El Sheriff de Santa Fe, Adan Mendoza, dijo en una rueda de prensa este miércoles que había encontrado unos 500 cartuchos de munición que describió como una mezcla de “cartuchos de fogueo, balas falsas” y lo que “sospecha” que podrían ser “balas verdaderas”.

Ante las preguntas de la prensa sobre la posible responsabilidad legal de Baldwin, el sheriff recalcó que “nada está descartado”.

Mientras avanzan las pesquisas oficiales se han ido conociendo otros detalles, como que el asistente que entregó la pistola a Baldwin fue despedido de otro rodaje en 2019 por un incidente similar aunque, por fortuna, no hirió a nadie.

Este asistente, Dave Halls reconoció esta semana que no revisó el arma que le entregó a Baldwin antes de ensayar la escena porque estaba convencido de que contenía balas de mentira.

Publicidad