Publicidad

Madrid, 30 nov (EFE).- Barcelona y Atlético de Madrid se enfrentan este domingo en el estadio Olímpico Lluis Companys en el partido estelar de la decimoquinta jornada con el impuso recibido por la clasificación de ambos para los octavos de la Champions y la necesidad de victoria para no retroceder en la lucha por el título de Liga ante los dos líderes del torneo, Real Madrid y Girona.

Tanto barcelonistas como atléticos se encuentran a cuatro puntos de la cabeza, si bien el cuadro del argentino Diego Pablo Simeone tiene aún pendiente el partido aplazado ante el Sevilla. Es, por tanto, un partido clave en lo clasificatorio y en lo futbolístico.

El equipo de Xavi Hernández quiere reconfirmar las sensaciones dejadas ante el Oporto, olvidar las dudas de los últimos tiempos y rehacerse tras su pinchazo en Vallecas, y el del ‘Cholo’ demostrar que es un equipo competitivo como en Rotterdam, casi intratable, como en el Metropolitano, y que aúna bloque, seriedad atrás y calidad y pegada delante.

El entrenador del Atlético de Madrid, 'Cholo' Simeone, en una imagen de archivo de esta temporada. EFE/Kiko Huesca

Partido además especial para el portugués Joao Felix, cedido por el Atlético de Madrid y que está demostrando como azulgrana su capacidad para ser decisivo, así como para el francés Antoine Griezmann, que tras su gris etapa en el Camp Nou brilla como pocos en LaLiga con el cuadro madrileño.

Simeone no sabe lo que es ganar a domicilio al Barcelona. Es una de sus pocas cuentas pendientes. Y desde la llegada de Xavi al banquillo siempre ha ganado el cuadro azulgrana, que esta temporada, la del ‘exilio’ en la montaña mágica de Montjuic, ha ganado todos los partidos de liga salvo el clásico ante el Real Madrid.

El conjunto de Carlo Ancelotti, de vuelta al liderato gracias al empate del Girona ante el Athletic, quiere defender su plaza en medio de una plaga de bajas pero con Jude Bellingham al mando. Recibirá el sábado al Granada, que llega en una más que difícil situación, penúltimo, y con nuevo entrenador, el uruguayo Alexander ‘Cacique’ Medina, relevo de Paco López.

La única vez que el cuadro andaluz ganó en el torneo liguero en el Santiago Bernabéu se remonta a enero de 1974 y su solitario triunfo esta campaña se produjo en agosto. Además, ha perdido sus últimos catorce enfrentamientos ante el Real Madrid, que no obstante no se fia. De hecho, el pasado año salvó los puntos gracias a un tanto de Marco Asensio cuando el partido encaraba el último cuarto de hora.

El Girona, mientras tanto, sigue sin arrugarse y su situación es fruto del magnífico trabajo de Míchel Sánchez y de una plantilla que ha aceptado el reto con un fútbol atrativo y carácter competitivo. Recibirá al Valencia dispuesto a no pinchar y a resarcirse de los dos puntos que se le escaparon el lunes.

La lucha por las últimas plazas europeas se centra en tres equipos, con Athletic y Real Sociedad igualados a 25 puntos, uno más que el betis.

El Athletic recibirá al competitivo Rayo, cuyos resultados este año con los grandes son magníficos salvo frente al Atlético. Empató en el Bernabéu y en casa ante el Barcelona, sin ir más lejos. Pero su empuje ha quedado relativamente frenado con cuatro partidos sin ganar, los que lleva el conjunto de Ernesto Valverde sin perder.

La Real Sociedad, visita a Osasuna en El Sadar, otrora un fortín pero que este año solo ha visto ganar una vez a su equipo. No obstante, y más ante la necesidad de los puntos de los de Jagoba Arrasate, se presenta un choque comprometido para el conjunto de Imanol Alguacil, que pudo rotar en el partido de Champions ante el Salzburgo, con lo que los teóricos titulares llegan más frescos.

El Almería, colista y único equipo que aún no conoce la victoria, será el rival del Betis, que ha empatado en sus cuatro últimas salidas y solo ha ganado un partido. Necesita el cuadro del chileno Manuel Pellegrini encontrar la fortaleza como visitante que tiene en el Benito Villamarín.

Ocho partidos sin conocer la derrota lleva el Getafe. Es un equipo claramente al alza, aunque José Bordalás avisa de que es necesario evitar la euforia y mantener el camino de la seriedad. Abrirá este viernes la jornada en el campo de la UD Las Palmas en un choque de estilos. El cuadro de Xavi García Pimienta ha progresado notablemente, como confirmó con su triunfo ante el Atlético de Madrid hace tres jornadas en su último partido en el estadio Gran Canaria.

Sevilla y Villarreal dirimen el domingo otro choque más que interesante entre dos equipos que estaban llamados a volver a luchar por la Champions y que han tenido un inicio muy deficiente.

No obstante, el cuadro castellonense parece haber despertado al menos en cuanto a resultados con la llegada de Marcelino García Toral, por el que también se interesó el club andaluz para reemplazar a José Luis Mendilibar, pero se decantó por retornar a La Cerámica y fue el uruguayo Diego Alonso el que se hizo con las riendas de la plantilla del Ramón Sánchez Pizjuán.

La victoria sobre Osasuna ha dado un nuevo aire al ‘submarino amarillo’, mientras que las aguas bajan más que revueltas en el Sevilla, que tendrá las bajas por sanción Jesús Navas y Sergio Ramos, expulsados en San Sebastián.

La incorporación de Diego Alonso no ha conseguido cambiar el rumbo. El equipo, ya eliminado de la Liga de Campeones tras la remontada sufrida ante el PSV tras ir ganando por 2-0 y con la única opción de pasar a la Liga Europa si gana en Lens, tampoco despierta en LaLiga. El desencanto y el enfado en la afición es más que notable y el equipo en el campo no encuentra la respuesta para iniciar la escalada.

Mallorca-Alavés y Celta-Cádiz completan el fin de semana, dos partidos muy importantes en la lucha por huir de la quema, más después del empate a uno de este miércoles entre mallorquinistas y cadistas en el partido que tenían aplazado.

Son dos partidos en los que baleares y vigueses no conocen la victoria como locales y alavesistas y cadistas tampoco como visitantes. El que peor lo encara es el Celta de Rafa Benítez, que marca el descenso, y el que mejor el Alavés de Luis García Plaza, decimotercero con siete puntos de margen.

– Programa de la 15ª jornada:

. Viernes:

21.00 Las Palmas-Getafe

. Sábado:

14.00 Girona-Valencia

16.15 Athletic-Rayo

18.30 Real Madrid-Granada

21.00 Osasuna-Real Sociedad

. Domingo:

14.00 Mallorca-Alavés

16.15 Almería-Betis

18.30 Sevilla-Villarreal

21.00 Barcelona-Atlético de Madrid

. Lunes:

21.00 Celta-Cádiz

(Hora CET, -1 GMT)

Publicidad