Publicidad

Lisboa, 4 ene (EFE).- El Benfica, líder de la Liga de Portugal con una ventaja de 5 puntos, intentará este viernes conquistar el triunfo tras la floja actuación de la jornada anterior y con la incógnita sobre la presencia del argentino Enzo Fernández.

En su choque contra el Portimonense (8º), el Benfica quiere pasar la página del capítulo anterior del campeonato, en el que perdió contra el Braga por 3-0 y vio su liderato acortarse de 8 a 5 puntos.

Las “águilas” mostraron en ese encuentro falta de ritmo, creatividad y capacidad frente al adversario y acabaron por cosechar su primera derrota de la temporada.

En aquel partido, el argentino Enzo Fernández estuvo irreconocible en comparación con el talentoso centrocampista que brilló con el Benfica y la selección argentina en el Mundial de Qatar en la segunda mitad de 2022.

Enzo, de 21 años, se había unido a sus compañeros sólo unos días antes debido a la conquista del Mundial con la “albiceleste” y mostró un visible desgaste en campo.

El argentino ocupa en estos días las portadas de la prensa deportiva lusa porque habría desobedecido las normas de su entrenador, el alemán Roger Schmidt, y viajado a Buenos Aires para pasar la Nochevieja.

Regresó el martes y se perdió dos sesiones de entrenamiento, mientras aumentan las especulaciones sobre su salida del club y la prensa internacional apunta a un fichaje por el Chelsea.

Mientras el rival se enfrenta a problemas internos, el Oporto, segundo a cinco puntos del líder, visita el sábado Lisboa para enfrentarse al Casa Pia, el quinto clasificado.

En la jornada anterior, los campeones portugueses se impusieron por 5-1 al Arouca en un partido en el que el internacional iraní Mehdi Taremi volvió a ser el gran protagonista.

El compromiso de este fin de semana puede también ser histórico para el entrenador del Oporto, Sérgio Conceição, ya que si gana se convertirá en el técnico con más victorias al frente de los “dragones”.

Conceição, en el club desde 2017, superaría así a la leyenda del equipo y del fútbol portugués José Maria Pedroto, al que calificó como su “referencia”, tras haber igualado la marca de 215 en la jornada anterior.

En su camino se interpondrá la sensación de la Liga, el Casa Pia, que regresó a la máxima categoría esta campaña tras 83 años de ausencia.

Tras una cómoda victoria contra el colista, el Sporting de Portugal, cuarto clasificado, se enfrentará el domingo al penúltimo, el Marítimo.

Los “leones” lograron en la jornada anterior, contra el Paços de Ferreira (3-0), su séptima victoria consecutiva y fueron capaces de aprovechar el parón del Mundial -cuando en Portugal se jugó la fase inicial de la Copa de la Liga- para limar asperezas.

En estos últimos 7 encuentros, el club lisboeta marcó 26 goles y sólo encajó uno.

Su próximo rival en el campeonato, el Marítimo, fue precisamente una de sus víctimas en ese periodo, al que se impuso por 5-0 en Lisboa.

La próxima ronda de la Liga portuguesa empieza este jueves con la visita del Sporting de Braga, tercero, al feudo del Santa Clara, decimoquinto.

El Braga viaja a Azores muy motivado, tras su dominio en el partido contra el Benfica, y con la vista puesta en la Liga de Campeones, competición en la que no está desde 2013.

El equipo se encuentra a un solo punto del Oporto, pero no puede permitirse un tropiezo ante el Santa Clara, que necesita victorias, ya que está muy cerca de la zona de descenso.

La 15ª jornada tendrá aún los partidos Famalicão-Vizela el viernes; el Arouca-Estoril y Vitória de Guimarães-Rio Ave el sábado; y el Paços de Ferreira-Chaves y Boavista-Gil Vicente el domingo.

Publicidad