Publicidad

Washington, 31 oct (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, alabó este lunes “la fortaleza de las instituciones democráticas de Brasil” en una llamada telefónica con el mandatario electo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, tras su victoria en los comicios presidenciales.

Según un comunicado de la Casa Blanca, Biden elogió “la fortaleza” de esas instituciones tras “unas elecciones libres, justas y creíbles”.

Durante su conversación, ambos líderes hablaron de la “fuerte relación” bilateral y se comprometieron a seguir trabajando como socios frente a desafíos comunes, “como la lucha contra el cambio climático, la salvaguarda de la seguridad alimentaria, la promoción de la inclusión y la democracia, y el manejo regional de la migración”, dijo el Gobierno estadounidense.

El domingo, Biden fue uno de los primeros dirigentes internacionales en felicitar a Lula por su triunfo en los comicios presidenciales en Brasil.

El mandatario electo conversó también este lunes por teléfono con líderes mundiales como los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de Cuba, Miguel Díaz-Canel; y el canciller alemán, Olaf Scholz.

Lula también recibió las llamadas del primer ministro portugués, António Costa; el presidente de ese país, Marcelo Rebelo de Sousa; y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, según informó el Partido de los Trabajadores (PT).

Fuentes de la formación progresista habían señalado anteriormente que Lula entró en contacto con Biden, pero que la conexión falló y que lo iban a intentar de nuevo esta misma tarde.

Estas conversaciones telefónicas se suman al encuentro en persona que Lula mantuvo en Sao Paulo con el presidente de Argentina, Alberto Fernández.

Igualmente está previsto que hable con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, según afirmó a los periodistas la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, en Sao Paulo.

Con el 100 % de las urnas escrutadas, Lula ganó las elecciones presidenciales del domingo por un ajustado margen al recibir el 50,9 % de los votos frente al 49,1 % que obtuvo el actual gobernante, Jair Bolsonaro, que aspiraba a un nuevo mandato de cuatro años.

Lula, símbolo de la izquierda latinoamericana, asumirá de nuevo la Presidencia de Brasil el 1 de enero de 2023 para un tercer mandato, después de haber gobernado el país entre 2003 y 2010.

Publicidad