Publicidad

Nom Pen, 13 nov (EFE).- El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo este domingo que encara la reunión con su homólogo chino, Xi Jinping, políticamente “más fuerte”, después de conocerse que su partido mantendrá el control del Senado tras las elecciones de medio mandato.

“Sé que llego más fuerte”, dijo a los periodistas el mandatario estadounidense, que se encuentra en Camboya para participar en una cumbre de Asia Oriental.

Biden compareció ante la prensa por sorpresa después de que los grandes medios de EE.UU., encargados de anunciar las victorias electorales, proyectaran que la demócrata Catherine Cortez Masto seguirá representando al estado de Nevada en el Senado, lo que matemáticamente da la mayoría al Partido Demócrata en esa cámara.

“Me siento bien”, aseveró el presidente ante las preguntas sobre la victoria de su partido en el Senado.

Biden felicitó al líder de los demócratas en la Cámara Alta, Chuck Schumer, y consideró que las elecciones de medio mandato que se celebraron el martes 8 de noviembre han dejado una lección para los republicanos, que ahora deberán decidir “quiénes son”.

Biden ha pedido repetidamente a la vieja guardia del Partido Republicano que denuncie a los elementos más extremistas que se identifican con el expresidente Donald Trump (2017-2021) y que, en algunas instancias, han alcanzado posiciones de poder dentro de esa fuerza política.

El mandatario estadounidense tiene previsto participar este domingo en Camboya en la cumbre de Asia Oriental con otros líderes de la región para abordar la guerra de Ucrania, la crisis energética y alimentaria y la rivalidad entre China y EE. UU., entre otros asuntos.

Esa reunión se celebra en el marco del encuentro anual de los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Tras esas reuniones, Biden pondrá rumbo este domingo por la tarde a Bali (Indonesia) para participar en el G20 y reunirse mañana lunes con Xi.

Preguntado al respecto, el presidente estadounidense reconoció que existen “pequeños malentendidos” en la relación entre Washington y Pekín y afirmó que la reunión tendrá como objetivo establecer cuáles son las “líneas rojas” para intentar buscar áreas de entendimiento.

Biden recordó, además, que comparte una larga relación personal con Xi: ambos se conocieron hace más de una década cuando eran vicepresidentes de sus países y compartieron múltiples viajes, reuniones y cenas.

“Conozco a Xi Jinping y él me conoce”, destacó Biden, quien aseguró que siempre han tenido “conversaciones francas”.

Los Gobiernos chino y estadounidense llevan meses preparando el encuentro entre Biden y Xi, que será el primero en persona desde la llegada del estadounidense a la Casa Blanca en enero de 2021, aunque ambos han mantenido cinco llamadas telefónicas en los últimos 20 meses. EFE

grc-bpm/ics

Publicidad