Publicidad

Washington, 14 de mayo – En un movimiento que intensifica las tensiones comerciales, el presidente estadounidense Joe Biden anunció nuevos aranceles significativos sobre las importaciones de productos chinos, acusando a China de prácticas desleales. Durante un discurso en la rosaleda de la Casa Blanca, Biden declaró que los vehículos eléctricos y otros productos chinos estarán sujetos a aranceles elevados, que en algunos casos ascenderán del 25 % al 100 %, sumando un total de 18.000 millones de dólares.

Biden criticó a China por lo que describió como robo directo a través de ciberespionaje y otras tácticas que, según él, van más allá de la competencia leal. “Esto está bien documentado y reconocido internacionalmente. Y cuando utilizan tácticas como estas, no están compitiendo. No es competencia, es hacer trampas”, afirmó el presidente.

El incremento de los aranceles, especialmente notorio en los vehículos eléctricos, resalta el compromiso de la administración de Biden de reforzar la producción nacional y asegurar que los “vehículos eléctricos del futuro se harán en Estados Unidos”. Este anuncio es parte de una estrategia más amplia para promover la industria automotriz estadounidense y disminuir la dependencia de las importaciones chinas en sectores clave.

Publicidad