Washington, 22 sep (EFE).- El presidente de EE.UU., Joe Biden, “reconoció” este miércoles que podría haber consultado más con Francia antes de firmar un pacto de defensa con Australia y el Reino Unido, durante su llamada telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron.
Así lo indicó tras la llamada la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien evitó, sin embargo, confirmar si Biden llegó a disculparse expresamente con Macron.
“(Biden) reconoció que podría haber habido mayores consultas” con Francia, afirmó Psaki durante su rueda de prensa diaria.
Preguntada por si culpa a su asesor de seguridad nacional del error, la portavoz respondió que Biden “considera que él mismo es responsable” de lo sucedido.
“Ciertamente, él tiene la responsabilidad de hablar siempre con su equipo sobre cómo podemos gestionar mejor nuestras relaciones diplomáticas”, indicó Psaki.
No obstante, la portavoz aseguró que el tono de la conversación fue “amistoso”, a pesar del enfado de Francia por las implicaciones del pacto de defensa anunciado la semana pasada entre Estados Unidos, Australia y el Reino Unido.
La llamada, que duró unos 30 minutos, fue “un paso para volver a la normalidad en una relación larga e importante”, subrayó Psaki.
La portavoz no quiso responder a la pregunta de si le pareció “constructivo” que, poco antes de que Biden llamara a Macron, el primer ministro británico, Boris Johnson, pidiera en tono jocoso a Francia que se “tranquilizara”.
El pacto de defensa anunciado la semana pasada, por el que Estados Unidos y el Reino Unido ayudarán a Australia a desarrollar submarinos nucleares, provocó que ese último país cancelara un lucrativo contrato con Francia e irritó enormemente a París, que dijo haberse enterado de esos planes horas antes del anuncio oficial.
En su llamada de este miércoles, Biden y Macron acordaron iniciar un proceso de consultas para rebajar las tensiones, que comenzará con el regreso a Washington la semana que viene del embajador francés, Philippe Étienne, llamado a París en un gesto sin precedentes en la relación bilateral.
Biden y Macron se reunirán además “en Europa a finales de octubre”, un encuentro que se producirá en torno a las mismas fechas en las que está prevista la cumbre del G20 en Roma, de acuerdo con un comunicado conjunto emitido tras la llamada.
Antes de la llamada, el Elíseo había indicado que esperaba que Estados Unidos reconociera que “no se dieron los intercambios y consultas que debería haber habido”, algo que consideraba clave para reparar la relación.

Publicidad