San Francisco, 28 nov (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió este domingo al regreso de sus vacaciones con su asesor para cuestiones médicas, Anthony Fauci, y con el equipo de respuesta de la Casa Blanca a la covid-19 para tratar la situación derivada de la variante ómicron.

El presidente estadounidense Joe Biden y la primera dama Jill Biden y sus familiares llegan a Joint Base Andrews en Maryland, el 28 de noviembre de 2021. EFE / EPA / Yuri Gripas / POOL

Biden estaba de vacaciones desde el martes en la lujosa isla de Nantucket (Massachusetts), donde pasó la festividad de Acción de Gracias rodeado de su familia en la mansión de un multimillonario amigo suyo.

Durante estos últimos días, el presidente estuvo en contacto virtual permanente con Fauci y el resto de sus asesores sobre la variante identificada en el Sur de África, y una vez regresó a Washington este domingo se reunió personalmente con ellos, informó la Casa Blanca en un comunicado.

Fauci, que desde el viernes ha sido la cara visible en EE.UU. para dar respuesta a las amenazas que supone la variante ómicron, informó al presidente que la comunidad científica prevé tardar otras dos semanas en lograr información definitiva sobre la transmisibilidad, severidad y otras características de la cepa.

Además, le reiteró su posición de que las dosis de refuerzo de las vacunas son la mejor protección contra la covid-19 y que todos los adultos deberían recibir una lo antes posible si se vacunaron con Pfizer o Moderna hace seis meses o más o si se vacunaron con Johson & Johnson hace dos meses o más.

La Casa Blanca indicó que Biden ofrecerá más datos sobre la nueva variante y la respuesta del Gobierno estadounidense este lunes.

Ese mismo día entrarán en efecto las restricciones para entrar en EE.UU. a los viajeros que durante los últimos catorce días hayan estado en Sudáfrica, Mozambique, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto, Malawi y Esuatini.

Las restricciones no afectarán a los ciudadanos o residentes permanentes legales de EE.UU., así como a sus esposos o esposas.

Por su parte, el Departamento de Estado de EE.UU. recomienda a sus ciudadanos no viajar a estos ocho países africanos.

Publicidad