Publicidad

Washington, 10 nov (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunirá el próximo lunes, 14 de noviembre, con su homólogo chino, Xi Jinping, en Bali (Indonesia) antes de la cumbre del G20, en el primer encuentro entre ambos desde la llegada del demócrata a la Casa Blanca.

El presidente chino, Xi Jinping, en una fotografía de archivo. EFE/Roman Pilipey

La portavoz del Gobierno de EE.UU., Karine Jean-Pierre, anunció en un comunicado que ambos conversarán sobre “los esfuerzos para mantener y profundizar la líneas de comunicación” entre los dos países, así como para “gestionar la competición bilateral de forma responsable”.

Jean-Pierre agregó que los dos líderes también hablarán sobre los esfuerzos para trabajar conjuntamente cuando los intereses de EE.UU. y China se alineen, “especialmente en retos transnacionales que afectan a la comunidad internacional”.

El miércoles, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, Biden afirmó que no hará concesiones a Xi, pese a que todavía ayer no se había confirmado su reunión aunque dio por hecho que iba a producirse, y reafirmó que no busca el conflicto, sino la competición con el gigante asiático.

“Cuando hablemos, quiero establecer cuáles son las líneas rojas para cada uno. Quiero entender qué es lo que él (Xi) piensa que es parte de los intereses nacionales de China y determinar si esto está en conflicto o no con lo que yo sé que es parte de los intereses clave de Estados Unidos”, indicó Biden.

Las tensiones entre Washington y Pekín se han incrementado en los últimos meses a raíz de un viaje que la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., la demócrata Nancy Pelosi, hizo en agosto a Taiwán, a lo que el Gobierno chino respondió con un aumento de ejercicios militares.

Biden adelantó también el miércoles que Taiwán, aliado de Washington al que China considera una provincia rebelde, seguramente formará parte de las conversaciones con el líder chino.

Al mismo tiempo, anticipó que hablarán de otros asuntos como el trato de Pekín a sus vecinos y el “comercio justo”, ya que Biden ha mantenido algunos de los aranceles que su antecesor Donald Trump (2017-2021) impuso a China al inicio de la guerra comercial entre ambos países en 2018.

Los dos Gobiernos llevan meses preparando el encuentro, que sería el primero en persona desde la llegada del estadounidense a la Casa Blanca en enero de 2021, aunque ambos han mantenido cinco llamadas telefónicas en los últimos 20 meses.

Una funcionaria de alto rango de la Administración estadounidense precisó este jueves en una llamada con periodistas que no espera que de la reunión salga ningún acuerdo en concreto y aclaró que entre los principales objetivos está “profundizar el entendimiento” y reducir los malentendidos y errores de percepción.

Biden y Xi comparten una larga relación personal: ambos se conocieron hace más de una década cuando eran vicepresidentes de sus países y compartieron múltiples viajes, reuniones y cenas.

El mandatario estadounidense llegará a la cumbre del G20, que se desarrollará entre el 15 y el 16 de noviembre, después de acudir a la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP27) en Egipto y a la cumbre de los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) en Camboya.

Publicidad