Publicidad

Bangkok, 19 mar (EFE).- El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, destacó este martes que la relación entre su país y Filipinas es más “sólida que una roca” en una comparecencia junto con el presidente filipino, Ferdinand Marcos Jr, en un momento de tensiones entre Manila y Pekín.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken (i), una visita a la planta de ensamblaje de semiconductores de Amkor Technology (subsidiaria de una compañía de Singapur) al inicio de su viaje a Manila, adonde llegó tras asistir la víspera en Seúl a la Cumbre para la Democracia. Blinken calificó este martes a Filipinas como su "socio decisivo" en el sector de los semiconductores durante un viaje a Manila, y aseguró que el papel del archipiélago asiático en esta área va "en aumento". EFE/Embajada de EE.UU. en Filipinas -SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)-

“Creo que el nuevo horizonte de cooperación es increíblemente prometedor”, dijo Blinken antes de mantener un encuentro con Marcos Jr en Manila, al añadir que ambos países tienen los mismos objetivos en materia económica, cambio climático y Derecho internacional, entre otros asuntos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken (i), una visita a la planta de ensamblaje de semiconductores de Amkor Technology (subsidiaria de una compañía de Singapur) al inicio de su viaje a Manila, adonde llegó tras asistir la víspera en Seúl a la Cumbre para la Democracia. Blinken calificó este martes a Filipinas como su "socio decisivo" en el sector de los semiconductores durante un viaje a Manila, y aseguró que el papel del archipiélago asiático en esta área va "en aumento". EFE/Embajada de EE.UU. en Filipinas -SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)-

Según una transcripción de la comparecencia del Departamento estadounidense, Blinken afirmó que el presidente estadounidense, Joe Biden, considera la relación con Filipinas como una “prioridad absoluta” en el marco de su compromiso en la región indopacífica.

Por su parte, Marcos agradeció la visita de Blinken y la oportunidad de poder discutir no sólo asuntos relacionados con Filipinas sino de actualidad geopolítica mundial.

Previamente, Blinken también se reunión con su homólogo filipino, Enrique Manalo, y aseguró que Estados Unidos cumplirá su acuerdo de defensa mutua con Filipinas y defenderá a los barcos filipinos en cualquier parte del mar de China Meridional.

Desde hace meses Filipinas y China se acusan mutuamente de colisiones e incidentes menores entre barcos -en ocasiones guardacostas- de ambos países en aguas cercanas a territorios que ambos países reclaman, entre ellos en el archipiélago Spratly, del mar de China Meridional.

Ninguno de estos incidentes ha activado hasta el momento el tratado de mutua defensa entre Manila y Washington, que se cuida de especificar en qué tipo de situación intervendría.

El jefe de la diplomacia de EE.UU., que calificó a Filipinas como “socio decisivo” en el sector de los semiconductores, rehusó hablar directamente sobre China y afirmó que estas alianzas “no van dirigidas contra nadie”, sino que “están basadas en una visión común”.

Sin embargo, China, que reclama casi la totalidad del mar de China Meridional, afirmó tras las palabras de Blinken que Estados Unidos “no es parte” de los asuntos del mar de China Meridional y que, por tanto, “no tiene derecho a intervenir” en las disputas marítimas entre Pekín y Manila.

Así lo dijo en una rueda de prensa en Pakín el portavoz de la Cancillería china Lin Jian, que precisó que la cooperación militar entre Estados Unidos y Filipinas “no debe perjudicar la soberanía y los derechos marítimos de China” en dichas aguas ni “respaldar reclamaciones ilegales”.

La visita de Blinken a Filipinas este lunes y martes se produce en medio del fortalecimiento de las relaciones entre ambos países tras la llegada al poder de Marcos Jr. en 2022, que revirtió el giro hacia China establecido por su predecesor, Rodrigo Duterte.

Asimismo, coincide con el anuncio realizado la víspera por la Casa Blanca, que informó de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebrará el 11 de abril su primera “cumbre trilateral” con Marcos Jr. y el primer ministro japonés, Fumio Kishida, en Washington.

Publicidad