Publicidad

Seúl, 18 mar (EFE).- Los máximos responsables de Exteriores de Corea del Sur y EE.UU., Cho Tae-yul y Antony Blinken, condenaron hoy el último lanzamiento de misiles norcoreano y afirmaron que esas acciones solo refuerzan aún más la postura de la comunidad internacional ante el programa de armas de destrucción masiva de Pionyang.

Los máximos responsables de Exteriores de Corea del Sur y EE.UU., Cho Tae-yul y Antony Blinken. EFE/EPA/Ahn Young-joon / POOL

Cho y Blinken “condenaron el lanzamiento por parte de Corea del Norte de varios proyectiles que se cree que son misiles balísticos de corto alcance justo antes del arranque de la Cumbre para la Democracia, que el Gobierno coreano inauguró hoy (18 de marzo) para contribuir a la libertad, la paz y la prosperidad del mundo a través de la promoción de la democracia”, según un comunicado de la Cancillería surcoreana.

Poco antes de que arrancara en Seúl la mencionada Cumbre para la Democracia, Corea del Norte disparó unos misiles balísticos de corto alcance que recorrieron unos 300 kilómetros antes de caer en el mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas).

Aprovechando la visita de Blinken a Seúl para participar en el foro, él y Cho mantuvieron hoy un encuentro en el que también indicaron que “las insistentes provocaciones de Corea del Norte solo fortalecerán la cooperación entre la República de Corea (nombre oficial del Sur), EE.UU. y Japón y la comunidad internacional frente a Corea del Norte”.

A su vez, “el secretario de Estado Blinken reafirmó el firme compromiso de defensa de Estados Unidos para con la seguridad de la República de Corea”.

Cho y Blinken también intercambiaron opiniones sobre otras cuestiones que afectan a la situación en Ucrania, Oriente Próximo, el mar de China Meridional o el estrecho de Taiwán, según el texto del Ministerio surcoreano de Exteriores.

Publicidad