Publicidad

Bruselas, 31 ene (EF).- El ministro español de la Presidencia y Justicia, Félix Bolaños, ha instado este miércoles a ponerse “manos a la obra” y trabajar duro ante la que ha calificado de “última oportunidad” para lograr un acuerdo que permita renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El ministro de Presidencia y Justicia, Félix Bolaños, ofrece declaraciones este miércoles, en Bruselas. El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, destacó este miércoles el "compromiso de las partes" para trabajar en la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), después de la primera reunión mantenida hoy con el ministro de Presidencia y Justicia, Félix Bolaños, y el vicesecretario de Acción Institucional del PP, Esteban González Pons. EFE/ Pablo Garrigós

Bolaños ha hecho estas consideraciones en declaraciones a los periodistas tras la reunión de hora y media que ha mantenido en Bruselas con el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, y el vicesecretario de Acción Institucional del PP, Esteban González Pons, para intentar iniciar un diálogo que permita esa renovación.

Para ello habrá una nueva reunión de los tres el próximo 12 de febrero en la capital belga.

El ministro ha agradecido al comisario Reynders y a la Comisión Europea su mediación y su interés y esfuerzo para que en España pueda haber un acuerdo en “algo tan esencial como la normalidad institucional del poder judicial”.

Ha calificado de “cordial y constructiva” la reunión de este miércoles y ha recalcado: “Nos ponemos manos a la obra para intentar acordar, esta vez tiene que ser la definitiva, la renovación del Consejo General del Poder Judicial”.

“Por nosotros, desde luego, no va a quedar. Como siempre, durante todo este tiempo, máxima disposición a llegar a un acuerdo y que recuperemos la normalidad”, ha añadido.

Tras confiar en que todo el mundo esté a la altura porque es esencial renovar el órgano de gobierno de los jueces, ha dicho que hasta el 12 de febrero se seguirá trabajando para el acuerdo.

A partir de ahora ha avanzado que habrá discreción en las negociaciones y se harán públicos los acuerdos cuando los haya.

Bolaños ha recalcado que van a trabajar duro ante la que ha considerado que puede ser “la última oportunidad” de recuperar la normalidad que necesita el CGPJ.

A la discreción ha remitido al plantearle si se ha hablado de la reforma de la ley del CGPJ tal y como pide el PP que se haga de forma simultánea a la renovación.

Asimismo, y al ser preguntado por la posibilidad de que la ley de Amnistía o las críticas a los jueces sean un problema para el acuerdo, ha subrayado: “Para renovar el Consejo no hay ningún obstáculo. Lo importante es que las partes tengamos la voluntad de llegar a un acuerdo”.

Publicidad