Publicidad

Santiago de Chile, 11 ago (EFE).- El presidente de Chile, Gabriel Boric, se manifestó este jueves en contra de la propuesta para concesionar el litio deslizada por senadores de los partidos de derecha Renovación Nacional (RN) y Unión Demócrata Independiente (UDI), subrayando que su administración seguirá impulsando la Estrategia Nacional del Litio que contempla al Estado como actor protagónico en el proceso productivo del llamado “oro blanco” y dando un papel relevante a los privados.

“He leído la postura de algunos sectores políticos, de la derecha principalmente, en atención a eliminar el carácter no concesible del litio y quiero decirles que mientras yo sea presidente, el litio va a ser de todos los chilenos y chilenas”, dijo en un acto público.

“Por lo tanto, nos opondremos a esa iniciativa, pero en positivo impulsando la Estrategia Nacional del Litio”, agregó.

Con capitales estadounidenses, en Chile se empezó a explotar el litio hace 30 años mediante un sencillo proceso de evaporación de la salmuera, tras ser bombeada y depositada en grandes piscinas a un ritmo de 2.000 litros por segundo; el mineral se obtiene cuando se pierde el 95 % del agua presente en la sustancia original.

A pesar de que en el país suramericano hay más de 50 salares, actualmente solo se explota uno, el citado de Atacama, el más grande Chile y tercero del mundo.

A cargo de explotar el litio chileno solo hay dos empresas: la Sociedad Química y Minera SQM, controlada por la china Tianqi y el yerno del exdictador Augusto Pinochet (1973-1990), Julio Ponce Lerou; y la estadounidense Albemarle.

Según el Consejo Fiscal Autónomo (CFA), en 2022 el Estado recibió más de 5.000 millones de dólares (unos 4.553 millones de euros) por la explotación de ese mineral, equivalentes al 1,6 % del PIB.

En 2022 hubo ventas de carbonato de litio al exterior por 7.763 millones de dólares, un aumento de 777 % respecto de 2021, según el Banco Central.

Publicidad