Publicidad

Washington, 14 mar (EFE).- El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, advirtió este jueves a Estados Unidos que Ucrania necesita ya más ayuda militar para afrontar la invasión rusa y que no puede esperar hasta las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre.

Durante su visita oficial a Washington, el jefe de la diplomacia europea se reunió por separado con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y con el congresista republicano Don Bacon.

La oposición republicana en el Congreso lleva meses bloqueando la aprobación de un nuevo paquete presupuestario solicitado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para enviar armamento a Ucrania.

“El tiempo es importante. Se espera que el próximo mes sea decisivo. Muchos analistas esperan una gran ofensiva rusa en verano. Ucrania no puede esperar hasta el resultado de las próximas elecciones”, dijo Borrell en un encuentro con un grupo de periodistas de medios internacionales, entre ellos EFE.

El alto representante insistió en que esta primavera y verano serán decisivos para el transcurso de la guerra y que “lo que se tenga que hacer se tiene que hacer rápidamente”.

Una victoria de Ucrania frente a la invasión rusa “es esencial para la seguridad europea pero también para Estados Unidos”, remarcó el alto funcionario europeo.

Advirtió de que el presidente ruso, Vladímir Putin, ha sido “muy claro en que lucha una guerra contra todo occidente y que es algo que va más allá de Ucrania”.

“Si Putin gana esta guerra, conquista Ucrania y pone un gobierno títere en Kiev como el de Bielorrusia, no parará allí”, expresó.

Borrell destacó que el apoyo militar, financiero y humanitario que los países europeos han destinado a Ucrania supera a la que ha invertido Washington.

Hizo un llamamiento a “aumentar el apoyo”, “hacer más y más rápido” e incrementar las capacidades industriales para fabricar armamento.

Para el alto representante, es “importante que los aliados de Estados Unidos estén seguros de que Estados Unidos les ayudará si están bajo ataque”.

El presupuesto de la Administración de Biden para Ucrania ya se agotó, pero la Casa Blanca anunció el pasado martes un nuevo paquete de ayuda de 300 millones de dólares para el Gobierno de Kiev usando dinero de “ahorros” del Pentágono.

Publicidad