Madrid, 15 sep (EFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, ha asegurado este miércoles que la UE deberá revisar “tarde o temprano” el sistema de fijación de precios de la electricidad porque, a su juicio, cuenta con “demasiadas disfunciones”.
En una entrevista con RNE, Borrell ha explicado que el sistema de regulación de precios de la luz obedece a una normativa comunitaria, por lo que “tarde o temprano, Europa tendrá algo que decir” sobre la escalada del precio de la electricidad en todo el continente, que mañana marcará un nuevo máximo histórico en España al alcanzar los 188,18 euros por megavatio hora (MWh).
El jefe de la diplomacia europea ha defendido una posible reforma que evite que los costes del gas se trasladen al resto de tecnologías que no lo usan para producir electricidad, una situación que para Borrell no tiene “una justificación económica clara en el tiempo que vivimos”.
Pese a reconocer que el debate para reformar el sistema de fijación de precios aún no se ha abierto en la Comisión Europea, Borrell vaticina que se terminará planteando, ya que aunque España ha sido de los primeros países en notar la subida, todos los Estados miembros terminarán experimentado los efectos del encarecimiento de la electricidad.
“En España hemos sido los primeros en notar el impacto de la subida de los precios porque en España tenemos los sistemas donde se factura al precio de cada día, y por tanto los incrementes de precio los notamos inmediatamente”, ha recordado Borrell.
Respecto al resto de Europa, y pese a que en la mayoría de los países del entorno los contratos de electricidad son a precio fijo anual, y por lo tanto no notarán este aumento de precios hasta final de año, el alto representante para la Política Exterior ha recordado que el precio del gas “sube igual para todos”.