Brasilia, 5 nov (EFE).- El Gobierno de Brasil concluyó este viernes la disputada subasta de concesiones para operar la telefonía e internet de 5G, en un proceso que demoró 2 días y rindió compromisos de inversiones por 46.700 millones de reales (unos 8.500 millones de dólares), según fuentes oficiales.

“Por fin finalizamos. Después de muchos años y de trabajo intenso en los últimos 15 meses, pudimos traer, realmente, el 5G para Brasil”, declaró en rueda de prensa el ministro de Comunicaciones, Fabio Faría, después de la conclusión de la subasta realizada por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel, regulador).

Faría señaló que la subasta del 5G fue la segunda mayor realizada en el país, después de la de explotación petrolera en las aguas marítimas muy profundas del presal y “la más grande de telecomunicaciones en Latinoamérica”.

Publicidad