Publicidad

VANCOUVER, 12 MAYO.- En un desarrollo reciente en la investigación del asesinato del líder separatista sij Hardeep Singh Nijjar, ocurrido en junio del año pasado, las autoridades canadienses han acusado a un cuarto ciudadano indio, Amandeep Singh, de 22 años. Singh ya se encontraba detenido en Ontario por cargos separados relacionados con armas de fuego antes de ser acusado formalmente por este caso.

El Equipo Integrado de Investigación de Homicidios (IHIT) de la Columbia Británica ha anunciado que, tras una exhaustiva recopilación de pruebas, han obtenido suficiente información para que la Fiscalía de Columbia Británica presente cargos de asesinato en primer grado y conspiración para cometer asesinato contra Amandeep Singh. La policía, sin embargo, ha limitado la divulgación de detalles adicionales del caso debido a la naturaleza sensible de las investigaciones y los procesos judiciales en curso.

Este caso ha cobrado notoriedad no solo por la violencia del acto, sino también por las implicaciones diplomáticas que ha suscitado entre Canadá y la India. Hardeep Singh Nijjar, quien fue asesinado en el estacionamiento del templo sij que dirigía en Surrey, Columbia Británica, era una figura prominente dentro de la comunidad sij y su muerte ha intensificado las tensiones relacionadas con el movimiento separatista sij.

Antes del arresto de Amandeep Singh, otros tres ciudadanos indios —Karan Brar, Kamalpreet Singh y Karanpreet Singh— fueron arrestados en Edmonton, enfrentando también cargos de asesinato en primer grado y conspiración para matar. Estos desarrollos subrayan la seriedad y la complejidad del caso, que continúa desarrollándose en el ámbito legal y diplomático. Las comunidades sij en Canadá y alrededor del mundo están siguiendo de cerca estos eventos, esperando justicia para Hardeep Singh Nijjar y respuestas sobre el trasfondo de su asesinato.

Publicidad