Publicidad

Toronto (Canadá), 20 ene (EFE).- Las autoridades canadienses anunciaron este viernes el inicio de un programa piloto que analizará las aguas residuales de los vuelos procedentes de China y Hong Kong para descubrir la aparición de nuevas variantes del virus que provoca la covid-19.

El análisis de las aguas residuales se limitará a los aeropuertos de Toronto y Vancouver, los más transitados de Canadá.

El ministro de Sanidad de Canadá, Jean-Yves Duclos, reveló este viernes durante una conferencia de prensa que las autoridades empezarán a analizar a finales de enero las aguas residuales de los vuelos originarios de China y Hong Kong.

“Esto nos dará una mayor capacidad para vigilar la aparición de variantes que llegan a Canadá”, explicó Duclos, quien añadió que el análisis de las aguas residuales es “clave” para que los responsables sanitarios puedan descubrir la presencia de enfermedades como la covid-19.

Desde principios de 2023, los viajeros procedentes de China, Hong Kong y Macao tienen que presentar una prueba negativa de covid-19 para poder embarcar en los vuelos con destino a Canadá.

También hoy, las autoridades sanitarias canadienses solicitaron a la población que reciban dosis de recuerdo de las vacunas contra la covid-19 por temor a la difusión de nuevas variantes de ómicron, como la XBB.1.5 conocida popularmente como “kraken”.

Aunque la mayoría de los canadienses han recibido dos dosis de las vacunas contra la covid-19, el número de personas que han tomado dosis de refuerzo ha caído en los pasados seis meses.

Publicidad