Publicidad

Toronto (Canadá), 12 dic (EFE).- Los primeros ministros de Canadá, Australia y Nueva Zelanda emitieron este martes un comunicado conjunto en el que aseguraron que “no hay lugar para Hamás en la futura gobernanza de la Franja de Gaza” y expresaron su apoyo al derecho de autodeterminación del pueblo palestino.

El primer ministro de Nueva Zelanda, Christopher Luxon, en una fotografía de archivo. EFE/Mark Coote

En el comunicado, Justin Trudeau, Anthony Albanese y Christopher Luxon reiteraron su condena de los ataques del brazo armado de Hamás del pasado 7 de octubre y el “derecho de Israel a existir y defenderse” y añadieron que Israel debe “respetar la ley internacional humanitaria”.

“Estamos alarmados por el menguante espacio seguro para los civiles en Gaza. El precio de la derrota de Hamás no puede ser el continuo sufrimiento de todos los civiles palestinos”, recalcaron los tres jefes de Gobierno.

Aunque Trudeau, Albanese y Luxon solicitaron que se reanude la pausa en las hostilidades que permitió la liberación de más de 100 personas secuestradas por Hamás, así como el acceso de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza, los tres primeros ministros no pidieron un alto el fuego.

“Nos oponemos al desplazamiento forzado de los palestinos de Gaza, una nueva ocupación de Gaza, cualquier reducción del territorio y el uso de cualquier forma de asedio o bloqueo. Insistimos en que Gaza no debe ser utilizada nunca más como una plataforma para el terrorismo”, señaló el comunicado.

Los tres países añadieron que “los asentamientos son ilegales de acuerdo a la ley internacional” y que “los asentamientos y la violencia de los colonos son graves obstáculos a una solución negociada de dos Estados”.

Finalmente, Canadá, Australia y Nueva Zelanda mostraron su preocupación por el impacto del conflicto en la región y solicitaron a los rebeldes hutíes de Yemen que “cesen de forma inmediata sus ataques” a las embarcaciones que operan en el mar Rojo.

Publicidad